Agricultura General

Aspectos básicos de la protección legal de variedades vegetales

Publicado:

| Actualizado:

Entender los aspectos básicos de la protección de nuevas variedades vegetales es importante para impulsar la investigación en este sector. Es importante garantizar este tipo de protección para que los desarrolladores de variedades tengan la confianza de que su trabajo estará protegido.

Concepto de variedad vegetal

Para definir lo que es una variedad vegetal primero debemos diferenciar dos puntos de vista:

  • Desde el punto de vista agronómico una variedad vegetal es un conjunto de plantas que tiene ciertas características que lo diferencian de otros conjuntos de plantas (color, tamaño, forma, etc.).
  • Desde el punto de vista legal una variedad vegetal es aquella que presenta cinco características indispensables para que se pueda poner bajo protección legal: novedad, distinción, homogeneidad, estabilidad y denominación. Sin embargo, una variedad vegetal también debe cumplir con las características deseadas por productores, comercializadores y consumidores.

Los organismos responsables

A nivel mundial la UPOV (International Union for the Protection of New Varieties of Plants) protege las nuevas variedades vegetales. Se fundó en 1961 mediante el Convenio Internacional para la Protección de las Variedades Vegetales, actualizado en 1972, 1978 y 1991. Actualmente hay 74 miembros y 16 en proceso. Una variedad vegetal protegida en un país miembro también está protegida en los demás.

A nivel nacional el SNICS (Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas) es el responsable de la aplicación de las normas de la UPOV. La Ley Federal de Variedades Vegetales ampara la protección de las mismas, siempre y cuando se cumplan los requisitos y trámites legales. La legislación nacional se basa en las actualizaciones de la UPOV de 1978 y 1991, con ligeras diferencias entre ambas.

La propiedad intelectual en México

A nivel nacional son tres los organismos que se encargan de cuidar la propiedad intelectual. La propiedad industrial la regula el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) a través de la Ley de Propiedad Industrial; los derechos de autor los regula el INDAUTOR (Instituto Nacional del Derecho de Autor) a través de la Ley Federal de Derechos de Autor; mientras que las variedades vegetales las regula el SNICS (Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas) a través de la Ley Federal de Variedades Vegetales.

Es importante mencionar que el hecho de descubrir una nueva variedad no da derecho de protección. Es necesario demostrar que la misma se ha puesto a punto a través de un proceso de mejoramiento. También hay que precisar que en México las variedades vegetales no se pueden patentar, si no que se solicitan los derechos de autor a través de un título de obtentor. Y de 1996 a 2016 los cuatro organismos con mayor número de solicitudes de protección legal fueron INIFAP, Pionner, Monsanto y Driscoll Strawberry Associates.

¿Quién puede proteger nuevas variedades?

Según la legislación actual, los sujetos que pueden proteger nuevas variedades vegetales son los agricultores, los fitomejoradores e incluso los aficionados. Además, las organización que pueden hacerlo son los institutos de investigación y las empresas privadas. Siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos.

Es importante mencionar que los agricultores de autoconsumo, los fitomejoradores independientes y las instituciones dedicas al fitomejoramiento pueden estar exentas del pago de regalías. Sin embargo, esto es determinado por el personal del SNICS y es posible que se solicite documentación extra.

¿Qué es el examen DHE y para qué sirve?

Toda nueva variedad vegetal para la que se busque protección legal deberá pasar primero por una serie de pruebas normalizadas que son llevadas a cabo por especialistas seleccionados. Dichas pruebas en su conjunto se les conoce como examen DHE, por las siglas de sus pruebas:

  • Diferente: Claramente deberá diferenciarse de otras variedades.
  • Homogénea: Todos los individuos deben ser iguales.
  • Estable: Sus caracteres deben permanecer con el tiempo.

Mediante la aplicación de estas pruebas se busca determinar si la variedad en cuestión realmente se trata de una nueva variedad, algo muy necesario para evitar duplicidad en las bases de datos. Además, como estas pruebas son realizadas por especialistas de diferentes países, el proceso es de alcance internacional.

Protección y desarrollo de nuevas variedades

Una pregunta fundamental es: ¿Por qué se protegen nuevas variedades? La respuesta tiene que ver con el hecho de que obtener una nueva variedad vegetal es un proceso que requiere mucha inversión de tiempo y de dinero. Y los desarrolladores de variedades requieren obtener ganancias para poder seguir financiando sus investigaciones, ya sea que se trata de empresas, instituciones o personas.

Es por lo anterior que el tiempo que duran las patentes es extenso, de forma que se tenga el tiempo suficiente para obtener ganancias que superen los costos de desarrollo. Actualmente las patentes son por 15 o 20 años para variedades anuales y 18 o 25 años para variedades perennes. La variación en tiempo depende de los lineamientos a los que esté adscrito cada país, ya se UPOV 1978 o UPOV 1991.

¿Por qué se desarrollan nuevas variedades?

La primera razón tiene que ver con la presión del mercado. Y es que los consumidores siempre están deseosos de nuevas variedades con mejor sabor, mejor apariencia, mayor vida de anaquel y mayor cantidad de nutrientes, por mencionar algunos aspectos.

La segunda razón, que está teniendo cada vez más importancia, es la presión del ambiente. Los cambios climáticos, las plagas y las enfermedades, las sequías, etc., orillan a la agricultura a desarrollar variedades con mayores resistencias, para que su cultivo resulte rentable para los agricultores.