Suscríbete a mi canal de WhatsApp: Agronación

Portada del artículo sobre agricultura de interiores

¿Qué es la agricultura de interiores y cuál es su importancia?

Publicado:

| Actualizado:

La agricultura de interiores, también conocida como agricultura bajo techo o indoor, ha adquirido una relevancia significativa en el mundo actual debido a su capacidad para mitigar los desafíos climáticos y espaciales asociados con la producción agrícola convencional. Esta innovadora forma de cultivo permite el cultivo de alimentos y plantas en entornos controlados, optimizando el uso de recursos como agua y energía, reduciendo la dependencia de pesticidas y herbicidas, y brindando la posibilidad de cultivar cosechas durante todo el año en cualquier ubicación. La agricultura de interiores representa una prometedora solución para la seguridad alimentaria y la sostenibilidad, y su creciente adopción está revolucionando la forma en que se produce y se accede a los alimentos a nivel global.

¿Cuándo y cómo surgió la agricultura de interiores?

Sus orígenes se remontan a las primeras incursiones en invernaderos y casas de cultivo durante el siglo XIX. Estas estructuras permitieron a los agricultores proteger sus cultivos de las inclemencias del clima y controlar mejor las condiciones ambientales para el crecimiento de las plantas. Sin embargo, fue a partir de la segunda mitad del siglo XX cuando la agricultura de interiores comenzó a adquirir impulso con el desarrollo de tecnologías de iluminación artificial, sistemas de riego automatizados y técnicas de hidroponía, lo que abrió nuevas posibilidades para cultivar diversos tipos de plantas en ambientes controlados y bajo techo.

A medida que avanzaba la tecnología, la agricultura de interiores se benefició de los avances en la iluminación LED, la inteligencia artificial y la automatización, lo que llevó a un mayor refinamiento de los sistemas de producción agrícola en interiores. En la década de 1980, los primeros sistemas hidropónicos comerciales y de acuaponía se establecieron, permitiendo un uso más eficiente del agua y la incorporación de la crianza de peces para enriquecer los nutrientes del sistema. Además, la introducción de sensores y controles computarizados en el siglo XXI ha permitido un monitoreo y ajuste preciso de las condiciones ambientales, como temperatura, humedad, CO2 y nutrientes, optimizando aún más el crecimiento de las plantas y reduciendo el uso de recursos.

En la actualidad, la agricultura de interiores está en constante evolución, impulsada por la búsqueda de soluciones sostenibles para la producción de alimentos y el interés en la agricultura urbana. El surgimiento de tecnologías de vanguardia, como la agricultura vertical y la utilización de inteligencia artificial para la toma de decisiones agrícolas, continúa revolucionando este tipo de agricultura y posicionándola como una alternativa prometedora para enfrentar los desafíos alimentarios y ambientales del siglo XXI.

¿Cuáles son las ventajas de la agricultura de interiores?

La agricultura de interiores es un sistema de producción agrícola que presenta varias ventajas, siendo las 3 principales:

Mayor control ambiental

La agricultura de interiores permite ajustar factores como la temperatura, humedad, luz y CO2 de manera precisa, creando condiciones óptimas para el crecimiento de las plantas. Esto mejora la eficiencia fotosintética y acelera el ciclo de cultivo, lo que resulta en cosechas más rápidas y de mayor calidad.

Uso eficiente de recursos

En este tipo de agricultura, se puede recircular y reutilizar el agua, reduciendo significativamente el consumo en comparación con la agricultura tradicional. Además, se evita el uso de pesticidas y herbicidas al mantener un ambiente más controlado, lo que protege la salud de los cultivos y evita la contaminación del suelo y el agua.

Producción durante todo el año

Al no depender de factores climáticos externos, la agricultura de interiores puede operar durante todas las estaciones del año, garantizando un suministro constante de alimentos frescos y reduciendo la dependencia de importaciones. Esto aumenta la estabilidad alimentaria y fomenta la autosuficiencia.

¿Cuáles son las desventajas de la agricultura de interiores?

Como cualquier sistema de producción agrícola, la agricultura de interiores también presenta varias desventajas, siendo las 3 principales:

Altos costos iniciales

La agricultura de interiores requiere una infraestructura tecnológica especializada, como sistemas de iluminación, climatización y control ambiental. Estos equipos y tecnologías pueden tener un costo elevado para establecer la operación, lo que podría ser una barrera para los agricultores con recursos limitados.

Consumo energético considerable

La creación y mantenimiento de un ambiente controlado en espacios interiores demanda un consumo significativo de energía eléctrica. Este alto consumo energético puede resultar en una huella ambiental mayor comparado con la agricultura tradicional, a menos que se utilicen fuentes de energía renovable para reducir el impacto ambiental.

Limitaciones en ciertos cultivos

Aunque la agricultura de interiores es ideal para ciertos cultivos de hojas verdes, hierbas y algunos vegetales, puede no ser adecuada para cultivos de mayor envergadura o aquellos que requieren polinización por insectos. Algunas especies de plantas dependen de la polinización al aire libre, lo que dificulta su producción en ambientes cerrados.

Ejemplos de agricultura de interiores en el mundo

Para poner en contexto la aplicabilidad de la agricultura de interiores, a continuación se presentan 3 ejemplos de agricultura de interiores:

Japón

En Japón, la agricultura de interiores ha experimentado un crecimiento significativo en los últimos años. Con escasez de tierras cultivables y una población densamente concentrada, las granjas verticales y los invernaderos controlados son cada vez más populares. Empresas como Spread Co. y Mirai Co. han implementado con éxito sistemas de cultivo hidropónico y aeropónico en interiores para producir verduras frescas durante todo el año.

Países Bajos

Los Países Bajos son líderes en agricultura de interiores a nivel mundial. Utilizan tecnologías avanzadas, como iluminación LED y sistemas de recirculación de agua, para cultivar diversos productos en invernaderos de alta tecnología. Esto les permite exportar una amplia variedad de productos frescos, como tomates, pimientos y pepinos, incluso en épocas de clima desfavorable.

Singapur

Debido a la falta de tierras agrícolas disponibles, Singapur ha apostado fuertemente por la agricultura de interiores para mejorar la seguridad alimentaria y reducir la dependencia de las importaciones. Se han establecido granjas verticales y techos verdes en edificios urbanos para cultivar vegetales y hierbas frescas. Compañías como Sky Greens y ComCrop han liderado la iniciativa en este país.

Perspectivas de la agricultura de interiores en el mundo

La agricultura de interiores presenta perspectivas prometedoras en el mundo agrícola debido a sus numerosos beneficios. Con el crecimiento continuo de la población mundial y la urbanización, se espera que la demanda de alimentos aumente considerablemente en las próximas décadas. Esta forma de agricultura ofrece una solución para enfrentar este desafío, al permitir la producción de alimentos en áreas urbanas y cercanas a los centros de consumo, reduciendo así las distancias de transporte y la dependencia de las importaciones. Asimismo, su capacidad para operar durante todo el año, independientemente de las condiciones climáticas externas, asegura un suministro constante de alimentos frescos y nutritivos.

Además de su impacto en la seguridad alimentaria, la agricultura de interiores también presenta ventajas ambientales. La capacidad de controlar el ambiente en el que crecen las plantas permite un uso más eficiente de los recursos hídricos y una reducción en el consumo de agua en comparación con los sistemas de riego tradicionales. Asimismo, la posibilidad de mantener un ambiente libre de pesticidas y herbicidas disminuye los riesgos de contaminación del suelo y el agua, y contribuye a la producción de alimentos más seguros y saludables. De igual manera, al evitar la deforestación para abrir nuevos terrenos agrícolas, se puede contribuir a la conservación de los bosques y la biodiversidad.

Si bien la agricultura de interiores presenta un gran potencial, aún enfrenta desafíos que deben superarse para su adopción generalizada. Uno de los principales obstáculos es el alto costo inicial de establecer la infraestructura tecnológica necesaria, lo que puede limitar el acceso de pequeños agricultores o comunidades con recursos limitados. Además, se requiere un conocimiento especializado y capacitación para operar y mantener adecuadamente estos sistemas, lo que puede ser una barrera para la adopción masiva. No obstante, con avances tecnológicos y el interés creciente en la sostenibilidad y la producción local de alimentos, se espera que la agricultura de interiores siga expandiéndose y desempeñe un papel clave en el futuro de la agricultura mundial.

Todos los contenidos de esta serie:

Cada semana un correo con lo más relevante del agro

Te llegará un correo de confirmación (revisa en spam)