Te podría interesar

Origen del jitomate

jitomates

El jitomate (Lycopersicon esculentum Mill.) es uno de los cultivos más importantes del mundo. A nivel mundial se conoce como tomate. En varias partes de México se le llama jitomate por lo que se diferencia del tomate verde (Physalis ixocarpa). Ambos términos están bien empleados para denominar a uno de los frutos más consumidos actualmente. Eso sí, el jitomate es una fruta y es una verdura.

Origen

El jitomate es una planta originaría de América. Tiene como centros de origen México y Perú. En ambos países existe evidencia sobre el proceso de domesticación del jitomate. Es posible que haya ocurrido en ambas regiones al mismo tiempo sin existir contacto directo. Para ambos sitios se desconoce la fecha exacta de la domesticación de esta planta.

Alrededor de 500 a 700 años antes de nuestra era el jitomate ya era utilizado con usos culinarios y medicinales por aztecas, mayas y otros pueblos mesoamericanos. En México hay evidencias arqueológicas de que Physalis ixocarpa era una especie que se consumía en la región desde épocas prehispánicas. Se trata de uno de los ancestros del jitomate domesticado por los aztecas.

El consumo del jitomate se expandió hacia Centroamérica a través de los mayas principalmente. En Sudamérica el jitomate se cultivó en la región andina y posteriormente se extendió por todo el continente. Aún es posible encontrar en la actualidad plantas de jitomate silvestre en algunas regiones. Estás son usadas para hacer mejoras genéticas y fortalecer las variedades comerciales de jitomate.

Fueron los españoles los encargados de llevar al jitomate por todo el mundo, difundiendo su consumo. Hacia Europa llegó de la mano de Hernán Cortés, al mismo tiempo que otros españoles lo llevaron por todo el Caribe. Para el caso de Asia se afirma que el jitomate llegó a través de Filipinas.

Etimología

El término tomate deriva de la palabra náhuatl tomatl, derivada a su vez de tomohuac, que significa gordura y atl, que significa agua. Tomatl por lo tanto podría traducirse como “agua gorda”, nombre que se le dio quizá en alusión a su composición mayoritariamente de agua, aunque se desconoce realmente el por qué del nombre.

A su vez el término jitomate derivada de la palabra náhuatl xictomatl, derivada a su vez de xictli, que significa ombligo, tomohuac, que significa gordura y atl, que significa agua. Xictomatl podría ser traducido como “ombligo de agua gorda”, que posiblemente hiciera alusión a una variedad de tomate muy grande y con apariencia de tener un ombligo.

Sobre el nombre de esta hortaliza tanto tomate como jitomate son términos correctos. En un sentido un tanto estricto el término jitomate solo debe utilizarse para hablar de variedades de tomates grandes, rojos y que presentan una especie de ombligo. Para las demás variedades que no cumplan este requisito quizá tomate sería el término más adecuado.

En lo que respecta a México, en el norte el vocablo utilizado es tomate, mientras que en el centro y sur se prefiere jitomate. Esto es así para, de alguna manera, diferenciarlo del tomate verde o tomate de cáscara, que en el norte se le conoce como tomatillo, por lo que allá no hay confusiones. Igualmente se utilizan mucho los vocablos tomate bola o tomate saladet, que hacen referencia a tipos de variedades.

Más información: