Agricultura Hidroponía

Cómo hacer una solución madre de microelementos

Publicado:

| Actualizado:

Cuando se realizan preparaciones de solución nutritiva nos podemos dar cuenta que las cantidades utilizadas de micronutrimentos suelen ser bastante pequeñas, del orden de unos cuantos gramos, a comparación de las cantidades de macronutrimentos, donde se llegan a utilizar varios kilogramos.

Por esta razón se recomienda realizar lo que se llama una solución madre de micronutrimentos. Esta consiste simplemente en tener una solución de micronutrimentos solamente, la cual una vez que se esté preparando la solución nutritiva general se considerará como si fuese un solo componente de la disolución.

Método de preparación

Preparar una solución madre de micronutrimentos es sumamente sencillo. Debido a que los micros son utilizados en pequeñas cantidades por las plantas es posible aplicar la misma solución madre para los diversos cultivos hortícolas.

Quizá ya habrás visto las soluciones nutritivas recomendadas para el cultivo del jitomate, donde te piden 100 mililitros de solución de micronutrimentos, por esta razón lo adecuado es hacer esta disolución en un envase de cuando menos 1 litro, para que te pueda servir para preparar 10 soluciones nutritivas para tus cultivos.

La metodología es la siguiente:

  • En un recipiente de vidrio coloca 900 mililitros de agua destilada y lentamente agrégale 10 mililitros de ácido sulfúrico. Debes tener mucho cuidado en esta parte del procedimiento porque el este ácido es peligroso. El método es dejar que el ácido resbale por las paredes del recipiente. Una consideración muy importante es que siempre debes agregar el ácido al agua y nunca agua al ácido.
  • Posteriormente debes diluir 50 gramos de sulfato ferroso, pero como es difícil mezclarlo agrégalo por partes. Este es el primer fertilizante porque es el que más fácilmente precipita, es decir, queda en el fondo del recipiente sin mezclarse, por lo que debe agitarse vigorosamente.
  • A continuación se agregan 20 gramos de sulfato de manganeso, 28 gramos de ácido bórico, 2 gramos de sulfato de cobre y 2 gramos de sulfato de zinc. Entre la aplicación de cada fertilizante hay que agitar bien la solución.
  • Una vez que se han agregado todos los fertilizantes se afora la solución a 1 litro, es decir, hay que agregarle 100 mililitros más de agua a los 900 que teníamos inicialmente.

Y como ya mencioné, esta solución la puedes guardar en un recipiente y tenerla lista para cuando se requiera. Sin embargo, no se recomienda guardarla por demasiado tiempo ni tenerla expuesta a la luz del sol porque los fertilizantes pueden perder parte de sus propiedades químicas, lo que afectaría el desarrollo de los cultivos.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.