Suscríbete a mi canal de WhatsApp: Agronación

Portada del artículo sobre empresas de drones

¿Cuáles son las principales empresas de drones en el mundo?

Publicado:

| Actualizado:

La utilización de drones en el sector agrícola ha emergido como una herramienta de vanguardia con gran relevancia y potencial para transformar la agricultura moderna. Estos dispositivos aéreos no tripulados han demostrado ser una solución eficiente y versátil para mejorar la productividad, la eficiencia y la sostenibilidad en diversas operaciones agrícolas. Al proveer información en tiempo real y datos detallados sobre el estado de los cultivos, la detección temprana de plagas y enfermedades, así como el monitoreo del riego y la fertilización, los drones se han convertido en un aliado estratégico para optimizar los procesos agrícolas y tomar decisiones informadas para un manejo más preciso y responsable de los recursos naturales.

¿Cuándo se empezaron a utilizar los drones en la agricultura?

Los drones para la agricultura, como herramienta revolucionaria en el sector, tuvieron sus inicios a principios del siglo XXI. Si bien los primeros intentos de aplicar tecnología aérea en la agricultura se remontan a décadas anteriores, el desarrollo y la adopción generalizada de drones específicos para fines agrícolas comenzaron a tomar forma en la primera década del nuevo milenio. En esta etapa inicial, los drones utilizados eran relativamente básicos, equipados con cámaras para capturar imágenes aéreas y realizar tareas de mapeo y monitoreo en cultivos. A medida que la tecnología avanzó y los costos de producción disminuyeron, los drones para la agricultura se convirtieron en una opción viable y accesible para los agricultores, permitiendo una gestión más precisa y eficiente de sus tierras.

Con el paso del tiempo, la adopción de drones en la agricultura se ha acelerado significativamente, especialmente durante la segunda década del siglo XXI. En esta etapa, los drones experimentaron mejoras notables en sus capacidades, incluyendo sensores más sofisticados y sistemas de posicionamiento global más precisos. Además de la captura de imágenes, se implementaron sensores multiespectrales y térmicos, lo que permitió una mayor diversidad de aplicaciones agrícolas. Los agricultores comenzaron a utilizar los drones no solo para el monitoreo de cultivos, sino también para el análisis de datos, la detección temprana de estrés en las plantas, la evaluación del riego y fertilización, y la gestión de plagas y enfermedades de manera más efectiva.

Hoy en día, el uso de drones en la agricultura sigue en constante evolución. La tecnología ha seguido avanzando con la incorporación de inteligencia artificial y aprendizaje automático, lo que ha llevado a la automatización de tareas agrícolas cada vez más complejas. Los drones autónomos son capaces de volar de manera programada, recolectando datos y tomando decisiones en tiempo real, lo que optimiza la eficiencia operativa y la toma de decisiones para los agricultores. A medida que la industria continúa innovando y adaptándose, se espera que los drones sigan desempeñando un papel fundamental en el futuro de la agricultura, mejorando la productividad y sostenibilidad del sector.

¿Cuáles son las 5 principales empresas de drones en el mundo?

Las empresas se presentan sin ningún orden específico:

DJI

Fundada en 2006 en Shenzhen, China, DJI se ha convertido en el líder indiscutible en la industria de drones a nivel mundial. Sus drones son utilizados en diversos sectores, incluyendo la agricultura, y su presencia es sólida en países de todo el mundo. Dos momentos destacables en su historia son: el lanzamiento del Phantom 4 en 2016, un dron con tecnología de evasión de obstáculos que revolucionó el mercado, y la adquisición de Hasselblad, una famosa compañía de cámaras, en 2017, que fortaleció aún más su posición en la industria de imágenes aéreas.

PrecisionHawk

Fundada en 2010 en Raleigh, Carolina del Norte, Estados Unidos, PrecisionHawk es una empresa que ha centrado sus esfuerzos en proporcionar soluciones avanzadas de drones para la agricultura de precisión. Su presencia sólida se extiende principalmente en América del Norte y Europa. Un momento destacable en su historia fue en 2016 cuando adquirieron la empresa Droners.io, una plataforma de contratación de pilotos de drones, lo que les permitió ampliar sus servicios y su alcance en el mercado.

Parrot Drones

Esta empresa francesa fue fundada en 1994 y, aunque inicialmente no estaba enfocada en drones agrícolas, ha diversificado su oferta hacia aplicaciones en el sector. Su presencia sólida se encuentra en Europa y América del Norte. En 2012, Parrot lanzó el AR.Drone 2.0, uno de los primeros drones de consumo ampliamente exitosos. Además, en 2019, adquirieron la empresa Airinov, especializada en tecnologías de agricultura de precisión, para fortalecer su posición en el mercado agrícola.

senseFly

Con sede en Suiza, senseFly fue fundada en 2009 y ha sido pionera en la industria de drones para la agricultura y cartografía. Su presencia más sólida se encuentra en Europa, América del Norte y Australia. Un momento destacable en su historia fue en 2012 cuando lanzaron el eBee, uno de los primeros drones de ala fija lanzados específicamente para aplicaciones en agricultura y cartografía, lo que marcó un hito en la industria. En 2015, senseFly se convirtió en una subsidiaria de Parrot Group, lo que permitió una mayor expansión de sus soluciones a nivel global.

Yamaha Motor Corporation

Esta empresa japonesa, fundada en 1955, ha sido un pionero en el uso de drones agrícolas desde la década de 1980. Su presencia más sólida se encuentra en Japón y en algunos países de Asia. Yamaha ha sido conocida por sus drones de ala fija y helicópteros agrícolas que se han utilizado para la siembra y pulverización de cultivos. Un momento destacable en su historia fue la introducción del modelo RMAX en 1997, que se convirtió en el primer dron agrícola comercialmente exitoso y ha continuado siendo una referencia en el mercado.

¿Cuáles son las perspectivas de los drones en la agricultura?

Las perspectivas para el uso de drones en la agricultura son altamente prometedoras, ofreciendo un horizonte de innovación y crecimiento en el sector agroindustrial. Se espera que el uso de drones continúe expandiéndose en los próximos años debido a los numerosos beneficios que aportan a los agricultores. La tecnología de drones permite un monitoreo preciso y en tiempo real de los cultivos, lo que facilita la detección temprana de enfermedades, plagas y deficiencias nutricionales. Además, la capacidad de capturar datos multiespectrales proporciona información detallada sobre la salud de las plantas, lo que permite una gestión más efectiva y eficiente de los recursos, como el agua y los fertilizantes. El uso de drones en la agricultura también reduce la necesidad de intervención humana en áreas de difícil acceso o terrenos extensos, lo que conlleva a una mayor productividad y ahorro de costos para los agricultores.

A medida que la tecnología de drones para la agricultura sigue avanzando, se prevé una mayor integración de inteligencia artificial y aprendizaje automático en sus sistemas. Esto permitirá a los drones tomar decisiones más complejas y autónomas, como la detección y clasificación automática de enfermedades o malezas, lo que mejorará aún más la precisión de la toma de decisiones en la gestión de cultivos. También se espera que los drones se vuelvan más asequibles y accesibles para los agricultores, lo que aumentará su adopción y su aplicación en granjas de diferentes tamaños y escalas. Además, la miniaturización de sensores y el desarrollo de baterías más eficientes prolongarán el tiempo de vuelo de los drones, lo que aumentará su capacidad para cubrir áreas más grandes en una sola misión y, en última instancia, impulsará la eficiencia y rentabilidad en la agricultura.

En el futuro, se anticipa una mayor colaboración entre la industria de drones y los proveedores de servicios agrícolas. Las empresas que desarrollan tecnología de drones para la agricultura se asociarán con compañías especializadas en análisis de datos agrícolas, asesoramiento agronómico y servicios de gestión de cultivos. Esta sinergia permitirá a los agricultores acceder a soluciones integrales que combinen la tecnología de drones con herramientas de análisis y toma de decisiones basadas en datos, lo que resultará en una optimización más completa de sus operaciones. En conclusión, las perspectivas en el área de drones para la agricultura auguran un futuro prometedor en el que esta tecnología continuará desempeñando un papel crucial para mejorar la eficiencia, la sostenibilidad y la productividad en el sector agrícola.

Todos los contenidos de esta serie:

Cada semana un correo con lo más relevante del agro

Te llegará un correo de confirmación (revisa en spam)