Nutrición vegetal: importancia del potasio (K) en las plantas

nutricion-vegetal

El potasio se conoce como el nutriente de la calidad porque modifica varios parámetros relacionados con esta. Es el tercero de los nutrientes primarios requeridos por las plantas, junto al nitrógeno y al fósforo. Cuando se lee la etiqueta de un fertilizante (por ejemplo, 13-00-44), el tercer número indica el porcentaje de potasio contenido en forma de K2O.

Absorción

Los factores que afectan la capacidad de la planta para absorber el potasio del suelo son diversos. Entre los principales se encuentra el nivel de oxígeno en el suelo, que tiene impacto directo en el funcionamiento de las raíces, y por tanto, en la absorción del potasio. Cabe mencionar que este se absorbe en su forma iónica K+.

También resultan fundamentales la humedad y la temperatura del suelo. A mayor humedad, hasta un cierto límite, el potasio se absorbe de mejor manera. En lo que respecta a la temperatura, el rango ideal para mantener una óptima actividad de las raíces va de 15 a 26 °C. Si la humedad o la temperatura del suelo son bajas la absorción de potasio se verá ralentizada.

Transporte

Al igual que como ocurre con el nitrógeno, el transporte del potasio presenta doble cinética. En otras palabras, el potasio se puede transportar a través de las plantas de dos maneras. Ambos casos ocurren de donde la concentración del elemento es mayor a donde es menor.

Importancia del potasio según sus funciones principales

Como todo elemento esencial, el potasio interviene en múltiples procesos en todas las estructuras de las plantas. Sus funciones principales más reportadas en la literatura incluyen su intervención en el proceso de fotosíntesis. En dicho proceso se encarga de regular la apertura y cierre de estomas. Por tal motivo de forma indirecta regula la absorción de dióxido de carbono.

El potasio también desencadena la activación de múltiples enzimas, relacionadas sobre todo con el crecimiento de la planta. De igual manera propicia la síntesis de diversas proteínas. Además, la producción de almidón en la planta también requiere de este elemento para activar el proceso. De igual manera afecta la producción de adenosina trifosfato (ATP).

Otra de las grandes funciones del potasio es mejorar la tolerancia de la planta al estrés hídrico. Esto a través de la regulación del proceso de osmorregulación. Sobre todo porque tanto la absorción de agua a través de las raíces, como su pérdida a través de los estomas, son procesos condicionados por el potasio.

Deficiencia

El primer síntoma de la deficiencia de potasio es la clorosis de las hojas viejas o bajas de la planta. Dicho amarillamiento avanza hasta presentarse quemaduras en el margen de las hojas. Si la deficiencia no se corrige las plantas comienzan a sufrir una defoliación (caída de las hojas). También se observa un retraso en el crecimiento general de las plantas.

Cuando la planta no dispone de suficiente potasio circula menos agua por su interior. Por tal motivo su tolerancia al estrés hídrico disminuye considerablemente. De igual manera los cambios bruscos de temperatura le afectarán más, quedando vulnerable al ataca de plagas y enfermedades.

Otro problema que se ha observado con deficiencia de este elemento es una pérdida general de turgencia. También el sistema radicular se debilita, quedando a expensas de los patógenos. Y la maduración de los frutos resulta muy desuniforme, por lo que si se esperaba una cosecha concentrada no ocurrirá.

Exceso

Es complicado que las plantas lleguen a presentar síntomas por exceso de potasio. Sin embargo, un exceso de dicho elemento causará antagonismos con otros nutrientes. El calcio y el magnesio son los elementos cuya absorción se ve perjudicada con exceso de potasio. La razón es que este puede llegar a monopolizar la absorción catiónica.

En el suelo

El potasio existente en el suelo se clasifica en cuatro apartados. Dicha clasificación se basa en la disponibilidad de dicho elemento para ser absorbido por la planta. De esta manera hablamos de potasio mineral, potasio fijado, potasio intercambiable y potasio en la solución del suelo.

La cantidad que exista de cada uno de los tipos de potasio dependerá del tipo de suelo. También las condiciones ambientales modifican de forma importante la disponibilidad de potasio en el suelo. Cada forma en la que se encuentra el potasio en el suelo tiene sus características bien definidas.

Por ejemplo, el potasio mineral es insoluble y no es absorbido por las plantas. Se requieren de procesos lentos de meteorización para que pueda pasar a formas asimilables. De la misma manera el potasio fijado no está disponible para ser absorbido. También requiere de procesos lentos para pasar a estar disponible.

Para el caso del potasio intercambiable, es la forma más disponible para ser absorbida por las plantas. Es importante mencionar que este tipo de potasio es el que suelen indicar la mayoría de los análisis de fertilidad del suelo. Y por último, el potasio en la solución del suelo es altamente disponible para las plantas, pero las cantidades que aporta suelen ser mínimas.

En hidroponía

Cuando hablamos de producción en sustrato el pH no tiene mucha influencia sobre la disponibilidad de potasio. En caso de tener una deficiencia de este elemento lo más probable es que no se esté proporcionando la cantidad adecuada mediante el riego. Otra razón menos común para explicar la deficiencia de potasio es que los niveles de calcio, magnesio o sodio sean elevados.

Fertilizantes con potasio

Los fertilizantes potásicos más utilizados a nivel mundial son cloruro de potasio, sulfato de potasio y nitrato de potasio. El cloruro de potasio aporta 60 % de K2O y 46 % de Cl; no se recomienda su uso en suelos salinos. El sulfato de potasio aporta 50 % de K2O y 54 % de SO4; si puede utilizarse en suelos salinos. El nitrato de potasio aporta 13 % de N y 46 % de K2O.

Más información:

Be the first to comment on "Nutrición vegetal: importancia del potasio (K) en las plantas"

Leave a comment

Your email address will not be published.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.