El podcast del agro que debes escuchar para aprender sobre el sector

Fitosanidad de cultivo para café

Principales plagas y enfermedades del cultivo del café

Publicado:

| Actualizado:

La fitosanidad en el cultivo de café es un pilar fundamental para garantizar la calidad y sostenibilidad de este producto a nivel mundial.

Las plantaciones de café son susceptibles a una variedad de plagas y enfermedades que pueden afectar significativamente su rendimiento y calidad. Entre estas, la roya del café y la broca son particularmente devastadoras.

Un manejo fitosanitario adecuado, que incluye prácticas como la selección de variedades resistentes, el control biológico y el manejo integrado de plagas, es crucial para mantener la salud de los cafetales, asegurando así una producción constante y de alta calidad, lo cual es esencial no solo para la economía de los productores sino también para la industria del café a nivel global.

Plagas del café

5 de las plagas más importantes del cultivo del café son:

Broca del café (Hypothenemus hampei)

La broca del café es una de las plagas más devastadoras para los cultivos de café a nivel mundial. Este pequeño escarabajo se alimenta de los granos de café, perforando la cereza para depositar sus huevos en su interior. Las larvas que emergen se alimentan del grano, destruyendo la semilla y afectando significativamente la calidad del café.

La presencia de la broca no solo reduce el rendimiento del cultivo, sino que también degrada la calidad del producto final, impactando negativamente en el valor de mercado del café.

Además, el control de esta plaga implica costos adicionales para los productores, desde la implementación de prácticas de manejo integrado hasta el uso de insecticidas.

Minador de la hoja del café (Leucoptera coffeella)

El minador de la hoja del café es una plaga que afecta las hojas del cafeto, causando daños directos a través de la alimentación larval dentro del tejido foliar. Las larvas de este insecto crean galerías o minas en las hojas, lo que reduce la capacidad fotosintética de la planta y puede llevar a una defoliación prematura.

El daño causado por los minadores puede debilitar significativamente las plantas de café, reduciendo su rendimiento y afectando la calidad del grano. El control de esta plaga puede ser complicado y a menudo requiere un enfoque integrado que incluya medidas culturales, biológicas y químicas.

Escarabajo del café (Stephanoderes hampei)

Aunque menos conocido que la broca del café, el escarabajo del café es otra plaga importante que ataca a los granos de café almacenados.

Este insecto penetra los granos de café secos, alimentándose de su interior y reduciendo su calidad. El daño causado por este escarabajo no solo afecta el valor comercial del café, sino que también puede llevar a la pérdida total de lotes de café almacenados si no se maneja adecuadamente.

El control de esta plaga es esencial para mantener la calidad del café durante el almacenamiento y transporte.

Nematodos del café (Meloidogyne spp.)

Los nematodos son parásitos del suelo que atacan las raíces de los cafetos, causando la formación de agallas o nódulos. Estos daños en las raíces limitan la capacidad de la planta para absorber agua y nutrientes, debilitando el cafeto y reduciendo su rendimiento.

El daño causado por los nematodos puede ser particularmente grave en plantaciones jóvenes, donde puede llevar a la muerte de las plantas. El manejo de estos nematodos es un desafío y a menudo requiere una combinación de prácticas culturales, uso de variedades resistentes y, en algunos casos, aplicación de nematicidas.

Podredumbre de la mazorca (Moniliophthora roreri)

La moniliasis, también conocida como la podredumbre de la mazorca, es una enfermedad ataca directamente a los frutos del cafeto, provocando una podredumbre marrón en las cerezas de café.

Se caracteriza por la aparición de una masa polvorienta de esporas sobre la superficie del fruto afectado. La infección conduce a la pérdida de calidad del grano, ya que los frutos infectados se vuelven inservibles para la producción de café. Además, la moniliasis puede causar la caída prematura de los frutos, reduciendo significativamente el rendimiento del cultivo.

El manejo de esta enfermedad incluye prácticas como la eliminación y destrucción de frutos infectados, el uso de variedades resistentes y la aplicación de fungicidas.

Enfermedades del café

5 de las enfermedades más importantes del cultivo del café son:

Roya del café (Hemileia vastatrix)

La roya del café es una de las enfermedades más devastadoras para este cultivo. Afecta principalmente las hojas del cafeto, manifestándose en forma de pústulas amarillas o naranjas en la parte inferior de las hojas.

Estas lesiones provocan la caída prematura de las hojas, reduciendo la capacidad fotosintética de la planta y, por lo tanto, disminuyendo significativamente el rendimiento del cultivo. La defoliación también debilita la planta, haciendo que los granos sean de menor calidad.

Esta enfermedad es especialmente problemática en climas húmedos y cálidos, y su manejo requiere prácticas integradas, incluyendo el uso de variedades resistentes y fungicidas.

Ojo de gallo (Mycena citricolor)

El ojo de gallo es otra enfermedad significativa en los cultivos de café. Esta enfermedad produce manchas circulares de color marrón o gris en las hojas, que pueden llevar a la defoliación.

El ojo de gallo afecta principalmente la capacidad de la planta para realizar la fotosíntesis eficientemente, lo que se traduce en una disminución del vigor de la planta y, consecuentemente, en una reducción del rendimiento y la calidad del café. El manejo de esta enfermedad incluye prácticas culturales y el uso de fungicidas.

Antracnosis del café (Colletotrichum coffeanum)

La antracnosis es una enfermedad que afecta las cerezas del café, causando la aparición de lesiones oscuras y hundidas en los frutos. Esta enfermedad puede provocar la caída prematura de las cerezas y una disminución significativa en la calidad del café.

En casos severos la antracnosis puede reducir drásticamente el rendimiento del cultivo. El control de la antracnosis requiere un manejo integrado, incluyendo medidas sanitarias, uso de variedades resistentes y aplicación de fungicidas.

Mancha de hierro (Cercospora coffeicola)

La mancha de hierro se caracteriza por la formación de manchas de color marrón rojizo en las hojas del cafeto. Estas lesiones pueden coalescer y causar la defoliación de las plantas, afectando su desarrollo y rendimiento.

Aunque generalmente no es tan devastadora como la roya del café, la mancha de hierro puede causar daños significativos, especialmente en plantaciones con alta densidad de siembra y en condiciones de alta humedad.

Tristeza del café (Koleroga noxia)

La tristeza del café es una enfermedad que afecta principalmente a los brotes jóvenes y hojas del cafeto. Se caracteriza por la aparición de un moho blanquecino en la superficie inferior de las hojas, lo que lleva a su marchitez y caída.

Esta enfermedad puede reducir el crecimiento y el vigor de las plantas jóvenes, afectando el desarrollo futuro del cultivo y su rendimiento. El control de la tristeza del café es complejo y requiere un manejo cuidadoso de la humedad y la aplicación de fungicidas.

Nota: Dependiendo del país los nombres comunes pueden cambiar.