Fitosanidad de cultivo para arroz

Principales plagas y enfermedades del cultivo del arroz

Publicado:

| Actualizado:

La fitosanidad en el cultivo de arroz juega un papel crucial en la seguridad alimentaria a nivel mundial, dada la importancia de este cereal como alimento básico para más de la mitad de la población global.

Un manejo fitosanitario eficiente en los arrozales es esencial para prevenir y controlar una amplia gama de plagas y enfermedades que pueden afectar significativamente tanto la calidad como la cantidad de la producción. Entre estas amenazas se encuentran hongos, como la piricularia o “quema del arroz”, y diversas especies de insectos que pueden causar daños severos.

La implementación de prácticas de manejo integrado de plagas y enfermedades, que incluyen desde la selección de variedades resistentes hasta el uso adecuado de agroquímicos y técnicas agronómicas, es fundamental para asegurar una producción sostenible y rentable de arroz, contribuyendo así a la estabilidad económica y alimentaria de muchas regiones.

Plagas del arroz

5 de las plagas más importantes del cultivo del arroz son:

Gusano barrenador del arroz (Chilo suppressalis)

El gusano barrenador del arroz es una de las plagas más perjudiciales para este cultivo. Las larvas de esta especie atacan principalmente los tallos del arroz, perforándolos y alimentándose de su interior, lo que interfiere en la circulación de nutrientes y agua. Esto puede causar el amarillamiento y marchitamiento de las plantas, reduciendo significativamente los rendimientos. Además, los daños en los tallos pueden favorecer la entrada de patógenos, incrementando el riesgo de enfermedades.

Saltón del arroz (Nephotettix virescens)

Este insecto es un vector importante de enfermedades virales en el arroz, como la enfermedad de la hoja blanca. Los adultos y las ninfas se alimentan de la savia de las plantas, succionándola directamente de los vasos conductores. Esto no solo debilita a las plantas, sino que también facilita la transmisión de patógenos, lo que puede resultar en la pérdida completa de la cosecha en casos severos.

Caracol manzana dorado (Pomacea canaliculata)

Aunque originalmente no es una plaga del arroz, este caracol se ha convertido en un problema serio en muchos países productores de arroz. Se alimenta de plántulas jóvenes, pudiendo devastar rápidamente grandes extensiones de cultivo. Su control es complicado debido a su alta tasa de reproducción y a la falta de depredadores naturales en áreas donde ha sido introducido.

Polilla del arroz (Sitotroga cerealella)

La polilla del arroz afecta principalmente los granos almacenados, aunque las larvas pueden atacar también a los granos en la fase de maduración en el campo. Las larvas perforan y se alimentan de los granos, reduciendo su calidad y valor comercial. El daño puede ser extenso, especialmente en condiciones de almacenamiento inadecuadas, donde la humedad y la temperatura favorecen su desarrollo.

Chinche acuática (Tibraca limbativentris)

Este insecto es conocido por su capacidad para dañar directamente los granos de arroz, tanto en las etapas de llenado como de maduración. Se alimenta succionando los nutrientes de los granos, lo que resulta en granos vanos o malformados. Además, sus picaduras pueden facilitar el desarrollo de hongos y otras enfermedades en los granos, comprometiendo la calidad de la cosecha.

Enfermedades del arroz

5 de las enfermedades más importantes del cultivo del arroz son:

Piriculariosis o quema del arroz (Pyricularia oryzae)

La piriculariosis, también conocida como quema del arroz, es causada por el hongo Pyricularia oryzae y es una de las enfermedades más devastadoras del arroz. Afecta todas las partes aéreas de la planta, especialmente durante las etapas de crecimiento activo. Las lesiones características en las hojas reducen la capacidad fotosintética de la planta, lo que puede provocar una disminución significativa en el rendimiento. En casos severos, la enfermedad puede destruir por completo un campo de arroz.

Mancha parda (Bipolaris oryzae)

Esta enfermedad es causada por el hongo Bipolaris oryzae. Las infecciones resultan en manchas oblongas de color marrón oscuro en las hojas, que pueden coalescer y provocar la muerte del tejido foliar. Afecta la capacidad fotosintética de las plantas y, en infecciones graves, puede reducir considerablemente el rendimiento del cultivo.

Falsa piriculariosis (Rhizoctonia solani)

Rhizoctonia solani, el agente causal de la falsa piriculariosis, provoca lesiones en la base de los tallos, lo que puede resultar en la caída de las plantas. A menudo confundida con la piriculariosis verdadera, esta enfermedad es particularmente dañina en las etapas iniciales del crecimiento del arroz, ya que puede afectar seriamente la emergencia y el establecimiento de las plántulas.

Helmintosporiosis o mancha ojo de rana (Helminthosporium oryzae)

Esta enfermedad se caracteriza por la aparición de manchas circulares o elípticas en las hojas, que pueden tener un centro gris y un borde marrón oscuro, asemejándose a un ojo de rana. Afecta la fotosíntesis y, en infecciones severas, puede reducir significativamente el rendimiento y la calidad del grano.

Tizón bacteriano (Xanthomonas oryzae pv. oryzae)

El tizón bacteriano produce lesiones acuosas en las hojas que eventualmente se tornan amarillas y marrones. Esta enfermedad puede propagarse rápidamente en condiciones de alta humedad y temperatura, llevando a la defoliación y a una disminución notable del rendimiento. Es especialmente dañina en las etapas avanzadas de desarrollo del cultivo.

Nota: Dependiendo del país los nombres comunes pueden cambiar.

Todos los contenidos de esta serie: