Suscríbete a mi canal de WhatsApp: Agronación

Portada del artículo sobre geopolítica de leguminosas en América

La geopolítica agrícola de las leguminosas en América

Publicado:

| Actualizado:

Las leguminosas desempeñan un papel fundamental en la geopolítica agrícola de América, ya que su producción y comercio tienen un impacto significativo en la estabilidad socioeconómica de la región. Estos cultivos, que incluyen frijoles, garbanzos, lentejas y soya, son esenciales tanto para la seguridad alimentaria como para el desarrollo económico de numerosos países en América. Su valor nutricional, capacidad de fijación de nitrógeno y versatilidad en aplicaciones culinarias los convierten en un componente esencial de la dieta de millones de personas. Además, las exportaciones de leguminosas generan ingresos significativos y contribuyen a la balanza comercial de varios países, fortaleciendo así sus economías. La importancia de los cultivos de leguminosas en la región amerita un análisis detallado de su producción, comercio y desafíos en el contexto de la geopolítica agrícola mundial.

¿Cómo ha cambiado la producción de leguminosas en la región?

En los últimos 50 años el liderazgo en la producción de leguminosas en la región de América ha experimentado una notable transformación. Tradicionalmente, países como Argentina y Brasil se destacaban por ser los principales productores de soya, un cultivo de leguminosa de gran importancia económica. Sin embargo, en este período, otros países de América Latina, como Paraguay, han emergido como actores clave en la producción de soya, aprovechando las condiciones climáticas favorables y la expansión de la tecnología agrícola. Este cambio ha llevado a una redistribución del liderazgo en la producción de soya en la región, con implicaciones significativas en la geopolítica agrícola.

Además, en el caso de las legumbres como frijoles y garbanzos, México y algunos países de Centroamérica han mantenido históricamente una producción constante. Sin embargo, en los últimos años, han surgido iniciativas de diversificación de cultivos y promoción de la agricultura sostenible en la región. Esto ha llevado a un resurgimiento de la producción de legumbres en ciertas áreas, lo que ha contribuido a una mayor seguridad alimentaria y a la disminución de la dependencia de las importaciones. Estos cambios en la producción de legumbres han reflejado una adaptación a las tendencias globales de demanda y sostenibilidad en la agricultura.

¿Qué países de América exportan más leguminosas?

Los 3 países que más leguminosas exportan de América son:

Brasil

Brasil es uno de los principales exportadores de leguminosas en América y, en particular, de la soya. La expansión de la producción de soya en Brasil en las últimas décadas lo ha convertido en un líder global en la exportación de este cultivo. Factores como la disponibilidad de tierras cultivables y la inversión en tecnología agrícola han contribuido a su éxito como exportador de leguminosas.

Argentina

Argentina es otro país destacado en la exportación de leguminosas, con un enfoque particular en la soya y sus derivados. Su posición geográfica estratégica y su infraestructura de transporte han facilitado la exportación de estos productos a nivel internacional. La soya argentina es un componente clave en la cadena de suministro global de alimentos y piensos.

Estados Unidos

En Estados Unidos, la producción y exportación de leguminosas, como la soya y el maní, también son de gran relevancia. La soya estadounidense tiene un mercado global sólido y se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, desde alimentos hasta biocombustibles. El país ha mantenido su posición como uno de los principales exportadores de leguminosas en la región y el mundo.

¿Qué países de América importan más leguminosas?

Los 3 países que más leguminosas importan de América son:

Estados Unidos

Estados Unidos es uno de los principales importadores de leguminosas en América. Importa una variedad de leguminosas, como frijoles, guisantes y lentejas, principalmente de países como Canadá y México, así como de otras regiones productoras en todo el mundo.

México

México también es un importante importador de leguminosas, especialmente frijoles. A pesar de ser un productor significativo de frijoles, la demanda interna a menudo supera la producción, lo que lleva a la importación de estos cultivos desde países como Estados Unidos y Canadá.

Brasil

Brasil, si bien es uno de los mayores productores de leguminosas en América, también importa ciertas variedades, como la soya, en grandes cantidades. Estas importaciones se destinan principalmente a la industria de alimentos balanceados y aceites vegetales.

Riesgos geopolíticos que afrontan las leguminosas en América

En la región de América, los cultivos de leguminosas, como los frijoles, guisantes y lentejas, enfrentan varios riesgos geopolíticos significativos. Uno de los principales riesgos es la dependencia de importaciones en algunos países. A pesar de ser productores de leguminosas, muchas naciones en América, como México, a menudo importan estos cultivos para satisfacer la demanda interna. Las fluctuaciones en los mercados internacionales y las tensiones comerciales pueden afectar negativamente el suministro y la disponibilidad de leguminosas, lo que puede tener un impacto en la seguridad alimentaria y la estabilidad política.

Además, la variabilidad climática y los fenómenos extremos relacionados con el cambio climático representan un riesgo significativo para la producción de leguminosas en la región. Las sequías, inundaciones y cambios impredecibles en los patrones de lluvia pueden afectar negativamente la productividad de estos cultivos, lo que, a su vez, puede llevar a tensiones políticas y económicas, así como a la migración de poblaciones rurales.

Por último, las políticas comerciales y la competencia por los mercados de exportación también son riesgos geopolíticos para los cultivos de leguminosas en América. Las decisiones gubernamentales sobre aranceles, subsidios agrícolas y acuerdos comerciales pueden tener un impacto directo en la viabilidad económica de los agricultores y en la capacidad de los países para competir en los mercados internacionales de leguminosas.

Todos los contenidos de esta serie:

Cada semana un correo con lo más relevante del agro

Te llegará un correo de confirmación (revisa en spam)