Portada del artículo sobre geopolítica de cultivos industriales en América

La geopolítica agrícola de los cultivos industriales en América

Publicado:

| Actualizado:

Los cultivos industriales desempeñan un papel fundamental en la región de América, no solo en términos de producción agrícola, sino también en su impacto socioeconómico. Estos cultivos, que incluyen productos como la soja, el maíz y el algodón, han experimentado un crecimiento significativo en las últimas décadas, convirtiéndose en pilares de la economía en muchos países de la región. Su importancia radica en su contribución a la generación de empleo, la exportación de productos y divisas, así como en su papel en la seguridad alimentaria y la satisfacción de la creciente demanda global de materias primas agrícolas.

¿Cómo ha cambiado la producción de cultivos industriales en la región?

En los últimos 50 años el panorama de producción de cultivos industriales en América ha experimentado cambios significativos en términos de liderazgo y distribución geográfica. En la década de 1970, los Estados Unidos eran el principal productor mundial de maíz y soja, liderando la producción en estas dos importantes categorías de cultivos industriales.

Sin embargo, a medida que avanzó el tiempo, países sudamericanos como Brasil y Argentina emergieron como competidores de peso en la producción de soja, gracias a condiciones climáticas favorables y una expansión significativa de la superficie de cultivo.

Esto llevó a un cambio en el liderazgo de la producción de soja en la región, con Brasil superando a los Estados Unidos en la producción total de este cultivo en la última década. Esta transformación ha reconfigurado la dinámica geopolítica de la producción de cultivos industriales en América, dando lugar a una mayor interdependencia entre los países y una diversificación de las fuentes de suministro.

En cuanto al maíz, aunque los Estados Unidos siguen siendo un actor dominante en su producción, también ha habido cambios notables. Argentina y Brasil han aumentado significativamente su producción de maíz en las últimas décadas, convirtiéndose en importantes exportadores y contribuyendo a la competencia global en este sector.

La inversión en tecnología agrícola, prácticas sostenibles y la expansión de la frontera agrícola en América del Sur han contribuido al crecimiento de la producción de maíz en la región, alterando la estructura de liderazgo en este cultivo. Esta evolución ha implicado una mayor complejidad en la geopolítica agrícola regional, ya que la influencia en los mercados internacionales y las negociaciones comerciales se han vuelto más diversificadas.

¿Qué países de América exportan más cultivos industriales?

Los 3 países que más cultivos industriales exportan de América son:

Estados Unidos

Los Estados Unidos son uno de los principales exportadores de cultivos industriales en la región de América. Este país ha mantenido históricamente una posición líder en la exportación de maíz y soja. Su éxito se debe en parte a la alta productividad agrícola y a la inversión en tecnología agrícola avanzada. Además, cuentan con una infraestructura de transporte y logística bien desarrollada que facilita la exportación de estos cultivos hacia los mercados internacionales.

Brasil

Brasil ha emergido como un importante exportador de cultivos industriales en América en las últimas décadas. El país se ha destacado en particular en la producción y exportación de soja, gracias a su vasta extensión de tierras cultivables y condiciones climáticas favorables. Además, Brasil ha invertido en la mejora de sus prácticas agrícolas y ha expandido significativamente su capacidad de almacenamiento y transporte para impulsar sus exportaciones de soja y maíz.

Argentina

Argentina es otro país destacado en la exportación de cultivos industriales en la región de América. Al igual que Brasil, Argentina se ha enfocado en la producción y exportación de soja y maíz. La combinación de tierras fértiles, tecnología agrícola avanzada y una tradición agrícola sólida ha permitido a Argentina ser un competidor fuerte en los mercados internacionales de estos cultivos. Además, las políticas de incentivo a la agricultura han contribuido a su crecimiento en la producción y exportación de estos cultivos.

¿Qué países de América importan más cultivos industriales?

Los 3 países que más cultivos industriales importan de América son:

Brasil

Brasil, el gigante de América del Sur, ha desempeñado durante mucho tiempo un papel destacado en la importación de cultivos industriales en la región. Si bien el país es conocido por ser un gran exportador de productos agrícolas, como la soja, el café y el azúcar, también es un importador significativo de cultivos industriales. Las importaciones brasileñas en este sector se relacionan principalmente con su intento de diversificar su economía y apoyar sus industrias en expansión, incluida la industria textil y la producción de bioenergía. Las materias primas que no se producen en grandes cantidades localmente o que tienen una demanda excepcionalmente alta, debido al tamaño y dinamismo de la economía brasileña, tienden a ser importadas para satisfacer la demanda interna.

México

México, siendo parte de América del Norte y teniendo fuertes lazos comerciales con Estados Unidos y Canadá a través del TMEC (anteriormente conocido como NAFTA), tiene una demanda creciente de cultivos industriales. Esto es el resultado de una industria manufacturera en auge, un sector automotriz en expansión y una demanda creciente de biocombustibles y productos relacionados. Además, a pesar de tener una base agrícola sólida, México no siempre produce suficientes cultivos industriales para satisfacer sus necesidades, lo que lo lleva a depender de las importaciones. Las fluctuaciones en la producción local debido a factores como el cambio climático y las plagas también pueden aumentar la dependencia del país de las importaciones en algunos años.

Argentina

Aunque Argentina es mundialmente reconocida por su capacidad exportadora, en especial en lo que se refiere a productos agrícolas como la soja, el maíz y el trigo, también tiene una historia de importaciones significativas en el ámbito de los cultivos industriales. Estas importaciones a menudo están relacionadas con la necesidad de apoyar sus propias industrias, especialmente en áreas donde la producción local puede no ser suficiente o no alcanzar los estándares requeridos. Por ejemplo, en la industria textil, donde el algodón es un insumo clave, Argentina puede necesitar importar variedades específicas o volúmenes adicionales para satisfacer la demanda interna. Las políticas económicas y las fluctuaciones en la producción local también han desempeñado un papel en las decisiones de importación del país.

Riesgos geopolíticos que afrontan los cultivos industriales en América

Los cultivos industriales en América enfrentan una serie de riesgos geopolíticos que pueden afectar tanto su producción como su comercio. Primero, el constante cambio en las políticas comerciales entre naciones puede generar incertidumbre. Durante la última década, hemos visto una serie de tensiones comerciales, especialmente entre las principales economías del continente, como Estados Unidos, Brasil y México. Estas tensiones, a menudo marcadas por la imposición de aranceles y contra-aranceles, pueden interrumpir significativamente las cadenas de suministro de cultivos industriales, como el algodón o el tabaco, haciendo que los mercados sean más volátiles y menos predecibles.

En segundo lugar, los desafíos medioambientales, exacerbados por el cambio climático, presentan un riesgo considerable para la producción de cultivos industriales en América. La variabilidad climática ha llevado a sequías prolongadas en regiones clave como el noreste de Brasil o el oeste de Estados Unidos, afectando la producción y elevando los costos. Además, eventos extremos como huracanes o inundaciones pueden devastar cultivos en regiones vulnerables del Caribe y América Central. Estos fenómenos, sumados a la creciente competencia por recursos hídricos en regiones áridas, pueden generar tensiones geopolíticas entre estados o incluso dentro de un mismo país, donde diferentes sectores compiten por el acceso al agua.

Por último, la competencia por tierras y recursos también ha llevado a conflictos en áreas donde los derechos de tierra no están claramente definidos o respetados. En países como Brasil, Argentina y Perú, ha habido enfrentamientos entre empresas agrícolas y comunidades indígenas o locales. Estos conflictos surgen cuando se busca expandir la producción de cultivos industriales en territorios que tradicionalmente han sido ocupados por comunidades que dependen de la tierra para su subsistencia. Estos choques pueden resultar no solo en interrupciones en la producción, sino también en tensiones políticas y sociales que requieren soluciones diplomáticas y legales.

Todos los contenidos de esta serie:

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.