Suscríbete a mi canal de WhatsApp: Agronación

Portada del artículo sobre geopolítica de granos en Europa

La geopolítica agrícola de los granos en Europa

Publicado:

| Actualizado:

Europa, cuna de revoluciones agrícolas y epicentro de importantes avances tecnológicos y científicos en el campo agropecuario, ha desempeñado durante siglos un papel protagónico en la producción y comercio de granos.

Los granos, que incluyen trigo, cebada, avena y maíz, entre otros, no solo son fundamentales para la dieta diaria del europeo, sino que también son vitales para la economía del continente. Según la FAO, en algunas naciones de la Unión Europea, la exportación de granos constituye una porción significativa del producto interno bruto.

Además, estos cultivos sostienen directa e indirectamente a millones de empleos, desde agricultores y técnicos agrícolas hasta trabajadores en la cadena de suministro y distribución. Así, la geopolítica de los granos en Europa no solo atañe a la seguridad alimentaria, sino que influye en decisiones políticas, alianzas comerciales y relaciones internacionales del viejo continente

¿Cómo ha cambiado la producción de granos en la región?

Durante los últimos cincuenta años la producción de granos en Europa ha experimentado transformaciones significativas, reflejando tanto avances tecnológicos como cambios geopolíticos.

En la década de 1970, países como Francia, Alemania y el Reino Unido estaban a la vanguardia de la producción, respaldados por políticas agrícolas robustas y una rápida modernización. Sin embargo, con la caída del Muro de Berlín en 1989 y la disolución de la Unión Soviética en 1991, se abrió paso a una nueva era de producción de granos en el continente.

Las naciones de Europa del Este, particularmente Ucrania y Rusia, emergieron como potencias en la producción de granos, en parte gracias a la recuperación y modernización de vastas extensiones de tierras agrícolas que habían sido previamente gestionadas bajo sistemas colectivos.

Hacia el inicio del nuevo milenio, Europa enfrentó nuevos retos, desde preocupaciones medioambientales hasta fluctuaciones en los mercados globales. Sin embargo, la Política Agrícola Común (PAC) de la Unión Europea, establecida en 1962 y reformada varias veces desde entonces, ha desempeñado un papel esencial en la adaptación y fortaleza del sector agrícola europeo, proporcionando apoyo financiero y regulaciones que buscan una producción sostenible y competitiva.

Y en la última década el cambio climático ha tomado relevancia como un factor determinante en la geopolítica agrícola de Europa. Las variaciones en los patrones de lluvia y las temperaturas han afectado la productividad de ciertas regiones, llevando a países como Francia y Alemania a adoptar prácticas agrícolas más resilientes y sostenibles. Simultáneamente, países del este como Ucrania y Rusia han consolidado aún más su posición como líderes en la exportación de granos, beneficiándose de vastas áreas de cultivo y de una estratégica ubicación geográfica que les permite acceder a mercados en Asia y África.

¿Qué países de Europa exportan más granos?

Los 3 países que más granos exportan de Europa son:

Rusia

Rusia se ha consolidado como el principal exportador de granos en Europa, particularmente en lo que respecta al trigo. Su vasta extensión de tierras agrícolas, especialmente en la región del Mar Negro, le ha permitido aumentar su capacidad productiva y alcanzar mercados en el Medio Oriente, Asia y África. La inversión en tecnología agrícola y las políticas gubernamentales de apoyo a los agricultores han potenciado esta capacidad exportadora, haciendo de Rusia una potencia en el mercado mundial de granos.

Francia

Francia ha sido históricamente uno de los principales productores y exportadores de granos de Europa. Su posición geográfica, suelos fértiles y clima favorable, combinados con avanzadas técnicas agrícolas y fuertes políticas de apoyo del gobierno, han permitido a Francia mantener su liderazgo, especialmente en la producción y exportación de trigo. Además, la infraestructura logística de Francia facilita el transporte y exportación de granos a otros países europeos y del mundo.

Ucrania

Ucrania ha emergido como uno de los principales exportadores de granos de Europa, aprovechando sus vastas llanuras fértiles. El país ha experimentado un renacimiento agrícola en las últimas décadas, impulsado por reformas agrarias, inversiones en tecnología y una orientación hacia los mercados de exportación. Como resultado, Ucrania ha establecido su posición como un jugador clave en el mercado global de granos, exportando principalmente maíz, trigo y cebada a diversos destinos internacionales.

¿Qué países de Europa importan más granos?

Los 3 países que más granos importan de Europa son:

España

España es uno de los principales importadores de granos en Europa. Aunque el país tiene una producción agrícola robusta, la demanda interna, en combinación con factores climáticos y la diversidad de su industria agroalimentaria, lo lleva a depender de importaciones significativas, especialmente de maíz, soya y trigo. Las regiones de ganadería intensiva en España requieren de grandes cantidades de piensos, lo que influye en la importación de estos granos para cubrir las necesidades de alimentación animal.

Italia

Italia, conocida por su gastronomía y productos agrícolas de alta calidad, es otro de los grandes importadores de granos en Europa. A pesar de tener una buena producción de ciertos granos, como el trigo duro utilizado para la pasta, la demanda del mercado interno y las especificidades de su industria agroalimentaria llevan al país a importar grandes volúmenes, especialmente de trigo blando, maíz y soya. Estas importaciones apoyan no solo la producción alimentaria, sino también la industria ganadera, que necesita de estos granos para piensos.

Alemania

Alemania, la economía más grande de Europa, es también uno de los principales importadores de granos del continente. Aunque el país tiene una producción agrícola significativa, su vasta industria ganadera y la demanda de su mercado interno hacen que requiera importaciones constantes para satisfacer sus necesidades. Alemania importa principalmente soya, maíz y trigo, y estas importaciones provienen tanto de países europeos como de fuera del continente, asegurando así la estabilidad y diversidad de su cadena de suministro.

Riesgos geopolíticos que afrontan los granos en Europa

La producción de granos en Europa está sujeta a varios riesgos geopolíticos que pueden influir en su estabilidad y crecimiento. En primer lugar, el cambio climático ha emergido como una amenaza principal para la agricultura europea. Las variaciones en los patrones de lluvia, las olas de calor extremo y la creciente incidencia de eventos climáticos adversos, como sequías y inundaciones, pueden afectar la productividad y calidad de los granos. Zonas tradicionalmente fértiles pueden enfrentar disminuciones en sus rendimientos, lo que a su vez podría generar tensiones comerciales y de suministro entre países europeos y, potencialmente, con naciones fuera del continente.

Otro riesgo geopolítico radica en las tensiones políticas y comerciales dentro y fuera de Europa. Las disputas comerciales, las sanciones y las medidas proteccionistas pueden obstaculizar el libre flujo de granos a través de las fronteras. Por ejemplo, las tensiones entre la Unión Europea y Rusia, un importante productor y exportador de granos, pueden afectar la disponibilidad y el precio de estos productos en los mercados europeos. Además, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit) ha creado incertidumbre sobre los futuros acuerdos comerciales y cómo esto podría influir en el comercio de granos dentro de Europa.

Por último, la dependencia de Europa de las importaciones de ciertos granos y las fluctuaciones en la producción global representan un riesgo adicional. Eventos disruptivos en grandes naciones productoras fuera de Europa, ya sea por conflictos, desastres naturales o políticas internas, pueden influir en la disponibilidad y precio de los granos en el mercado europeo. Esta interdependencia requiere una gestión cuidadosa y estratégica de las reservas y las relaciones comerciales para garantizar la seguridad alimentaria y la estabilidad económica en la región.

Todos los contenidos de esta serie:

Cada semana un correo con lo más relevante del agro

Te llegará un correo de confirmación (revisa en spam)