Fenología de cultivo para arándano

Etapas fenológicas del cultivo del arándano

Publicado:

| Actualizado:

La fenología del arándano es fundamental para la toma de decisiones en el cultivo. Comprender las etapas de desarrollo del arándano te permite anticipar sus necesidades y optimizar el manejo del cultivo para maximizar la producción.

Un conocimiento profundo de las etapas de desarrollo del arándano ayuda a los agricultores a planificar sus actividades agrícolas. Permite determinar cuándo es el mejor momento para llevar a cabo ciertas prácticas, como poda, fertilización o riego. También es crucial para identificar las etapas críticas en las que el arándano es más susceptible a plagas y enfermedades, lo que facilita la implementación de medidas preventivas y el uso responsable de productos fitosanitarios.

El conocimiento de las etapas de desarrollo del arándano facilita la sincronización con las condiciones climáticas y ayuda a maximizar el potencial del cultivo. Saber cuándo florece o fructifica el arándano te permite ajustar el manejo del riego para evitar el estrés hídrico, lo que puede impactar en la calidad y cantidad de la cosecha. También es útil para coordinar la polinización y el uso de abejas, lo que influye directamente en la fructificación y rendimiento.

La fenología del arándano es clave para planificar la cosecha. Conocer las etapas de desarrollo del arándano proporciona una estimación precisa del momento óptimo para recolectar la fruta, lo que impacta en la calidad del producto final y, por ende, en el precio en el mercado. Además, una adecuada comprensión de la fenología facilita el uso eficiente de recursos, como mano de obra y maquinaria, evitando costos innecesarios y pérdidas por prácticas inadecuadas.

Conocer las etapas de desarrollo del arándano te permite anticipar los momentos de mayor necesidad nutricional, asegurando un suministro adecuado de nutrientes en las etapas críticas. Esto se traduce en plantas más saludables y productivas, lo que contribuye al éxito del cultivo a largo plazo.

Etapas fenológicas del arándano

Las etapas fenológicas del cultivo de arándano se describen de la siguiente manera:

Crecimiento vegetativo

Durante esta etapa, el arándano se enfoca en el crecimiento de hojas, ramas y raíces. Es crucial proporcionar suficientes nutrientes y agua para fomentar un crecimiento vigoroso y saludable. Los agricultores suelen aplicar fertilizantes y prácticas de riego adecuadas para estimular el crecimiento vegetativo. Este es el momento en que la planta desarrolla su estructura, lo que afectará la capacidad de producir flores y frutos en etapas posteriores.

Formación de botones florales

La formación de botones florales es la fase en la que el arándano comienza a prepararse para la floración. Aparecen pequeñas protuberancias que se convertirán en flores. Durante esta etapa, es importante mantener un equilibrio nutricional para asegurar que las plantas tengan los recursos necesarios para formar botones fuertes y sanos. El estrés hídrico o nutricional puede afectar negativamente el número y la calidad de los botones florales.

Floración

En la etapa de floración, los botones florales se abren y el arándano produce flores. Este es un periodo crítico, ya que las flores determinan el potencial de fructificación. La polinización es fundamental y los agricultores suelen usar abejas u otros polinizadores para facilitar el proceso. El manejo adecuado del riego es esencial para evitar el estrés hídrico, que puede llevar a la caída de las flores. Durante la floración, también se implementan medidas de control de plagas para proteger las flores.

Fructificación

Tras la floración, el arándano entra en la etapa de fructificación. Aquí es donde las bayas comienzan a formarse y crecer. El riego constante y la fertilización equilibrada son esenciales para apoyar el desarrollo de las frutas. La fructificación es un periodo crítico para el control de plagas y enfermedades, ya que las bayas en crecimiento son vulnerables a daños. Se realizan podas selectivas para permitir una mejor circulación de aire y luz, reduciendo el riesgo de enfermedades fúngicas.

Maduración y cosecha

En la etapa de maduración, las bayas alcanzan su tamaño y color finales. El tiempo de cosecha es vital, ya que afecta la calidad y el valor comercial del producto. Se requieren estrategias adecuadas para garantizar que las bayas se recojan en el momento óptimo, maximizando la calidad y minimizando el daño. Durante esta etapa, se presta atención a los niveles de azúcar y acidez para determinar el momento ideal para la cosecha. El manejo cuidadoso de la cosecha, incluidas las prácticas de recolección y almacenamiento, es crucial para mantener la calidad del producto final.

Escala extendida BBCH para el arándano

La escala extendida BBCH para el arándano es una herramienta útil para describir las diferentes etapas de desarrollo del cultivo, desde el brote hasta la maduración de los frutos. Proporciona un lenguaje común para agricultores, agrónomos y otros profesionales, permitiendo una comprensión precisa de las necesidades del cultivo en cada etapa.

  • Etapa 0: Germinación
    • Subetapa 01: Emergencia del brote inicial
  • Etapa 1: Desarrollo de brotes
    • Subetapa 11: Aparición de yemas
    • Subetapa 12: Crecimiento de hojas jóvenes
  • Etapa 3: Desarrollo de hojas
    • Subetapa 31: Crecimiento de hojas nuevas
    • Subetapa 32: Alargamiento de ramas
  • Etapa 5: Formación de botones florales
    • Subetapa 51: Aparición de botones florales
    • Subetapa 52: Desarrollo de botones hasta la apertura
  • Etapa 6: Floración
    • Subetapa 61: Apertura de los botones florales
    • Subetapa 62: Caída de pétalos
  • Etapa 7: Fructificación
    • Subetapa 71: Formación de frutos pequeños
    • Subetapa 72: Crecimiento de frutos
    • Subetapa 73: Desarrollo del color característico
  • Etapa 8: Maduración
    • Subetapa 81: Inicio de la maduración
    • Subetapa 82: Frutos completamente maduros y listos para la cosecha
  • Etapa 9: Senescencia
    • Subetapa 91: Marchitamiento de hojas
    • Subetapa 92: Preparación para la inactividad invernal o el próximo ciclo de crecimiento

Estas etapas y subetapas de la escala extendida BBCH para el arándano permiten un seguimiento detallado del desarrollo del cultivo y ayudan a los agricultores a tomar decisiones informadas en cada fase del proceso. El conocimiento de estas etapas contribuye a un manejo óptimo y a una mayor productividad del cultivo de arándano.

Todos los contenidos de esta serie:

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.