¿Qué son los frutos climatéricos y los frutos no climatéricos?

fruticultura

Dentro de la fruticultura es muy común hablar de frutos climatéricos y no climatéricos. Se trata de una de las variadas clasificaciones existentes de los frutos cultivados. La base de dicha clasificación es la pauta respiratoria que presentan los frutos durante el proceso de maduración.

Frutos climatéricos

Los frutos climatéricos son aquellos que siguen madurando aún después de haber sido cosechados. La razón es que independientemente de que ya no estén en la planta aumentan su tasa de respiración. De esta manera entran en lo que se conoce como crisis climatérica, momento en que ocurre producción endógena (interna) de etileno.

Cuando se manejan frutos climatéricos suele ocurrir que cuando existe un buen precio de venta se aplica etileno de forma exógena (externa). Para ello los productos se colocan en un espacio cerrado y de esta manera se puede acelerar la maduración. Esta es una práctica que permite madurar este tipo de frutos mucho más rápido.

Algunos ejemplos de frutos climatéricos son: manzana, pera, nectarina, plátano, mango, melón, ciruela, sandia, papaya, aguacate, kiwi, melocotón, albaricoque, chirimoya, caqui, higo y jitomate.

Una gran ventaja de los frutos climatéricos es que pueden ser cosechados en un estado previo a la maduración. Así se pueden transportar a grandes distancias sin tantos problemas por el tiempo que tardarán en alcanzar su maduración comercial. Es decir, van madurando de camino a los mercados de destino.

Frutos no climatéricos

Los frutos climatéricos son aquellos que no presentan crisis climatérica. Es decir, se deben recolectar casi en su punto exacto de madurez comercial. Esto es así porque una vez cortados de la planta solo madurarán un poco más. Y de hecho para muchos cultivos de este tipo la maduración posterior a la cosecha es casi despreciable.

Los frutos no climatéricos no presentan variaciones importantes en su tasa de respiración durante la etapa de maduración. De igual manera tampoco varían sus niveles de síntesis de etileno. Esto implica que una vez cortados no mejoran sus características organolépticas (sabor, aroma, color).

Como ejemplos de frutos no climatéricos tenemos: cereza. limón, naranja, uva, piña, mandarina, fresa, frambuesa, aceituna, pimiento, pepino, mandarina y pomelo.

Cabe mencionar que para estos frutos la aplicación exógena de etileno no altera las características de la maduración aunque si aumenta la respiración. En otras palabras, se maduran los frutos sin que estos cambien de forma perceptible su sabor, aroma o color.

Be the first to comment on "¿Qué son los frutos climatéricos y los frutos no climatéricos?"

Leave a comment

Your email address will not be published.