Cultivo en maceta de margaritas

Las claves para cultivar margaritas en maceta

Publicado:

| Actualizado:

Las margaritas son una de las flores más icónicas y populares en la jardinería, reconocidas por su simplicidad y belleza inconfundible. Estas flores no solo añaden un toque de color y frescura a cualquier espacio, sino que también se adaptan excepcionalmente bien al cultivo en macetas.

Optar por cultivar margaritas en macetas permite a los jardineros controlar mejor las condiciones del suelo, garantizar un drenaje adecuado y mover las plantas según las necesidades de luz y temperatura. Además, su resistencia y adaptabilidad las hacen ideales para tanto jardineros principiantes como expertos que buscan añadir un toque estético a interiores o balcones.

¿De dónde es originaria la planta de margarita?

La margarita, conocida científicamente como Bellis perennis, es originaria de Europa y Asia Menor. Esta delicada flor ha crecido de forma silvestre en estos continentes durante miles de años, vistiendo prados y campos con sus brillantes flores blancas y amarillas.

Es durante la época romana cuando se tienen los primeros registros de su uso con fines ornamentales; los romanos apreciaban tanto su belleza que tendían caminos de pétalos de margarita en sus ceremonias y festividades. Posteriormente, durante la Edad Media en Europa, el cultivo de margaritas en jardines y patios de casas se hizo aún más popular, convirtiéndose en una representación de pureza e inocencia.

A medida que los viajes y la exploración aumentaron, la margarita se introdujo en otras partes del mundo, donde su belleza simple y resistencia la hicieron una elección favorita para jardines de todo tipo.

¿Qué condiciones necesita la margarita en maceta?

Las margaritas son flores encantadoras que, aunque resistentes, requieren condiciones específicas para prosperar en macetas. En primer lugar, es esencial que la margarita reciba suficiente luz solar. Estas flores prosperan bajo la luz solar directa, por lo que si están en interiores, es recomendable colocarlas cerca de ventanas soleadas o proporcionarles luz artificial complementaria. Sin embargo, en regiones extremadamente cálidas, un poco de sombra durante las horas más intensas del día puede ser beneficioso.

En segundo lugar, el drenaje es crucial. Las margaritas no toleran el encharcamiento, por lo que la maceta debe tener agujeros en la base y usar un sustrato bien aireado para evitar la acumulación de agua. Se recomienda regarlas cuando la capa superior del suelo esté seca al tacto. Durante el período de crecimiento activo, un riego moderado y regular ayudará a la planta a florecer profusamente.

Por último, aunque las margaritas son bastante resistentes, es importante abonarlas con un fertilizante equilibrado durante su período de crecimiento. Un fertilizante líquido, aplicado cada dos semanas, generalmente proporciona los nutrientes necesarios para mantener la floración y el crecimiento saludable de la planta. Sin embargo, es esencial no excederse en la fertilización, ya que un exceso puede llevar a un crecimiento exuberante pero con menos flores

¿Qué problemas son los que más afectan a la margarita en maceta?

Son varios los problemas que pueden afectan a la margarita en maceta, sin embargo, los 3 problemas más comunes son los siguientes:

Encharcamiento del sustrato

Las margaritas no toleran bien el exceso de agua. Si el sustrato no drena adecuadamente o se riega en exceso, las raíces pueden pudrirse, lo que lleva a una disminución de la salud de la planta y eventualmente a su muerte.

Plagas como el pulgón

Estos pequeños insectos se alimentan de la savia de las plantas, debilitándolas y transmitiendo enfermedades. En un ambiente de maceta, donde la circulación de aire puede ser limitada, los pulgones pueden proliferar si no se manejan adecuadamente.

Falta de nutrientes

Al cultivar en maceta el sustrato tiene una cantidad limitada de nutrientes. Con el tiempo, si no se fertiliza adecuadamente, las margaritas pueden mostrar signos de deficiencia nutricional, como el amarilleo de las hojas o la reducción en la floración.

Todos los contenidos de esta serie: