Escucha Podcast Agricultura en: Spotify, Apple, Google, Amazon e iVoox.

Portada del artículo sobre cultivo de begonias en maceta

Las claves para cultivar begonias en maceta

Las begonias son una opción excelente para cultivar en macetas tanto en interiores como en exteriores debido a su impresionante diversidad de formas, colores y tamaños, que permiten adaptarlas a cualquier estilo o preferencia. Además, el cultivo en macetas facilita el control de las condiciones de crecimiento, como el sustrato y la humedad, para satisfacer las necesidades específicas de estas plantas.

Con más de 1,800 especies y miles de híbridos, las begonias ofrecen una amplia gama de opciones para embellecer espacios reducidos, patios, balcones o rincones de la casa, aportando belleza y colorido durante gran parte del año.

¿De dónde es originaria la planta de begonia?

La begonia es originaria de regiones tropicales y subtropicales de América, África y Asia. La diversidad de especies en este género es inmensa y se encuentran en diversos hábitats, desde selvas húmedas hasta regiones montañosas. Muchas de las especies de begonia que hoy conocemos y cultivamos han sido resultado de la hibridación y selección realizada por los entusiastas de esta planta a lo largo de los años.

El cultivo de begonias con fines ornamentales comenzó en el siglo XIX. La belleza y variedad de sus hojas y flores, junto con la capacidad de algunas especies para adaptarse a condiciones de sombra, la convirtieron en una planta popular para jardines y espacios interiores. Desde entonces, la begonia ha sido objeto de numerosos estudios y experimentos que han resultado en la creación de numerosos híbridos con características particulares, como flores de diferentes colores y formas, y hojas con patrones y texturas únicas.

Hoy en día las begonias son una elección popular para jardines, balcones, patios y espacios interiores, gracias a su capacidad para adaptarse a una amplia gama de condiciones ambientales y a la belleza de sus flores y hojas. Además, son plantas que pueden cultivarse en macetas, lo que facilita su manejo y cuidado, permitiendo a los entusiastas de la jardinería disfrutar de su belleza sin importar el tamaño de su espacio exterior o interior.

¿Qué condiciones necesita la begonia en maceta?

En primer lugar, el sustrato es un aspecto crucial para su desarrollo. Las begonias prefieren un sustrato ligero, bien drenado y rico en materia orgánica. Es recomendable utilizar una mezcla de tierra para macetas de buena calidad con perlita o arena para mejorar el drenaje. Además, es importante asegurarse de que la maceta tenga suficientes agujeros de drenaje para evitar el encharcamiento, que puede provocar la pudrición de las raíces.

En cuanto a la luz, las begonias prefieren condiciones de luz indirecta. Aunque algunas especies pueden tolerar la luz directa, en general, es mejor ubicar las macetas en un lugar donde la planta reciba luz filtrada o indirecta, protegiéndola del sol directo del mediodía, que puede quemar sus hojas. Por otro lado, las begonias también requieren una humedad adecuada, pero sin excesos. Es importante regar la planta cuando la superficie del sustrato esté seca al tacto, evitando el encharcamiento y dejando que el agua drene completamente.

Finalmente, las begonias en maceta también se beneficiarán de una alimentación regular durante la temporada de crecimiento. Se recomienda utilizar un fertilizante equilibrado, aplicado según las instrucciones del fabricante, para promover un crecimiento saludable y una floración abundante. Además, es importante prestar atención a las plagas y enfermedades que pueden afectar a las begonias, como los pulgones y el mildiu polvoriento, y tomar medidas preventivas o de tratamiento según sea necesario.

¿Qué problemas son los que más afectan a la begonia en maceta?

Son varios los problemas que pueden afectan a la begonia en maceta, sin embargo, los 3 problemas más comunes son los siguientes:

Exceso de agua

La begonia es susceptible al encharcamiento, lo cual puede provocar la pudrición de las raíces y el tallo. Es importante asegurarse de que la maceta tenga buen drenaje y no regar en exceso.

Falta de luz

Las begonias requieren una buena cantidad de luz para prosperar. La falta de luz puede resultar en un crecimiento débil y etiolado, y en una reducción de la floración

Plagas y enfermedades

Las begonias en maceta pueden ser susceptibles a plagas como los pulgones, moscas blancas y ácaros, así como a enfermedades fúngicas y bacterianas. Es importante inspeccionar regularmente las plantas y tratar cualquier problema de plagas o enfermedades de inmediato.

Suscríbete a las noticias

Cada lunes lo esencial de la agricultura