El silicio como elemento benéfico para las plantas cultivadas

fertilizantes

El silicio es el segundo mineral más abundante en la corteza terrestre. Pero no se considera esencial para el desarrollo de las plantas cultivadas. La razón es que no cumple con los requisitos de esencialidad. Sin embargo, su absorción puede derivar en efectos benéficos para algunos cultivos.

El papel del silicio en las plantas

Desde hace más de 40 años se ha estado informando de los efectos benéficos del silicio en ciertos cultivos. Lo más sobresaliente en la literatura es la resistencia que proporciona a algunas plantas contra diversas plagas. Por tal motivo en la actualidad dicho elemento se considera como un elemento benéfico, más no esencial.

Por tal motivo, a pesar de sus beneficios, el silicio no es un elemento que se considere para la formulación de soluciones de fertilización. Una razón para explicar esto es el hecho de que falta mucha investigación sobre este elemento, sobre todo en ciertos cultivos y plagas de mucho interés económico.

Según diversos estudios, el silicio proporciona una barrera mecánica para las plagas cuando se deposita sobre las hojas. También se tiene información sobre su acción como inductor de diversos procesos de resistencia. Lo que no se ha estudiado es si presenta efectos dañinos sobre insectos benéficos.

Datos sobre el uso agrícola del silicio

Los primeros estudios sobre el efecto del silicio sobre las plagas agrícolas se dieron en el cultivo del arroz. Los investigadores encontraron una relación directa entre la cantidad de silicio en diversas variedades de arroz y la susceptibilidad de estas a diversas plagas de importancia económica.

Las fuentes de silicio más empleadas para aplicaciones agrícolas son la escoria de silicato de calcio y el silicato de potasio. En la solución del suelo el silicio se suele encontrar como ácido monosilícico (Si(OH)4), mayormente disociado por lo que está fácilmente disponible para las plantas.

En la mayoría de especies estudiadas el silicio se absorbe mediante difusión pasiva. Una vez en el xilema alcanza las partes aéreas de la planta. Esto mediante el flujo de masas generado por el proceso de transpiración. Según algunos análisis el silicio llega a constituir entre el 0.1 y el 10 por ciento del peso seco de diversas plantas.

Más información:

Be the first to comment on "El silicio como elemento benéfico para las plantas cultivadas"

Leave a comment

Your email address will not be published.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.