Suscríbete a mi canal de WhatsApp: Agronación

Fitosanidad de cultivo para naranja

Principales plagas y enfermedades del cultivo de la naranja

Publicado:

| Actualizado:

La fitosanidad de la naranja juega un papel crucial en el desarrollo sostenible y productivo de este cultivo, esencial para la economía agrícola en muchas regiones del mundo. Esta disciplina abarca el conjunto de prácticas y estrategias destinadas a proteger los naranjales de plagas, enfermedades y otros agentes patógenos que pueden afectar su desarrollo, rendimiento y calidad del fruto.

Entender la importancia de la fitosanidad en el cultivo de la naranja es fundamental para garantizar una producción eficiente y sostenible que cumpla con las expectativas de calidad y seguridad alimentaria.

Las enfermedades más comunes que afectan a los naranjos incluyen la tristeza de los cítricos, el Huanglongbing (HLB) o enfermedad del dragón amarillo, y la clorosis variegada de los cítricos, entre otras. Estas enfermedades pueden tener un impacto devastador en la producción, llegando a causar la pérdida total de la cosecha si no se manejan adecuadamente. Por otro lado, las plagas como el ácaro rojo, la mosca blanca y el psílido asiático de los cítricos también representan una amenaza significativa para la salud y productividad de los naranjales.

La implementación de estrategias de fitosanidad eficaces es vital para prevenir y controlar estas enfermedades y plagas. Esto incluye prácticas como el monitoreo regular de los cultivos, el uso de variedades resistentes, la aplicación adecuada de agroquímicos y el manejo integrado de plagas (MIP). Además, la adopción de prácticas agrícolas sostenibles, como la rotación de cultivos, el manejo adecuado del suelo y el agua, y el uso de controles biológicos, contribuyen significativamente a la salud general del ecosistema del naranjal.

La fitosanidad de la naranja no solo asegura la viabilidad económica de los cultivos para los agricultores, sino que también tiene implicaciones directas en la seguridad alimentaria y la calidad del producto final que llega al consumidor. Una gestión fitosanitaria deficiente puede llevar a la presencia de residuos de pesticidas en las frutas, afectando su calidad y seguridad. Por lo tanto, es esencial que los productores estén constantemente actualizados en las mejores prácticas de manejo fitosanitario y que apliquen estrategias adaptadas a las condiciones específicas de sus cultivos.

Plagas de la naranja

5 de las plagas más importantes del cultivo de la naranja son:

Psílido asiático de los cítricos (Diaphorina citri)

Este pequeño insecto es especialmente peligroso porque es vector del Huanglongbing (HLB), también conocido como la enfermedad del dragón amarillo, considerada una de las enfermedades más destructivas para los cítricos. El control eficaz del psílido es crucial para prevenir la propagación de esta enfermedad, incluyendo el uso de insecticidas y la eliminación de plantas infectadas.

Ácaro rojo de California (Panonychus citri)

Este ácaro provoca daños directos en las hojas de los naranjos, lo que puede llevar a una disminución significativa de la fotosíntesis y, como resultado, afectar el rendimiento del cultivo. El manejo integrado de plagas, que incluye el uso de acaricidas específicos y el fomento de enemigos naturales del ácaro, es fundamental para su control.

Mosca de la fruta (Ceratitis capitata)

Aunque afecta a una amplia variedad de cultivos, en los naranjales, la mosca de la fruta es responsable de daños significativos al perforar la piel de la fruta para depositar sus huevos, lo que lleva a la descomposición interna. Las estrategias de manejo incluyen trampas, uso de insecticidas, y técnicas de manejo cultural para reducir las poblaciones de moscas.

Minador de los cítricos (Phyllocnistis citrella)

Las larvas de este insecto excavan túneles en las hojas de los naranjos, afectando su capacidad para realizar la fotosíntesis y, por ende, su crecimiento y producción. El control efectivo se logra mediante la vigilancia y el uso oportuno de insecticidas específicos, así como mediante prácticas culturales que reduzcan la infestación.

Cochinilla algodonosa (Planococcus citri)

Este insecto succiona la savia de las plantas, debilitándolas y reduciendo su productividad. Además, excreta melaza, sobre la cual crece el hongo de la negrilla, afectando aún más la fotosíntesis. El control de la cochinilla algodonosa incluye el uso de insecticidas y el fomento de sus enemigos naturales, como ciertas especies de mariquitas.

Enfermedades de la naranja

5 de las enfermedades más importantes del cultivo de la naranja son:

Huanglongbing (HLB) o enfermedad del dragón amarillo

Esta es considerada una de las enfermedades más devastadoras para los cítricos a nivel mundial. Transmitida por un insecto vector conocido como el psílido asiático de los cítricos, el HLB provoca la deformación del fruto, pérdida de sabor, y eventualmente, la muerte del árbol. La detección temprana y el manejo integrado de plagas son fundamentales para su control.

Cancro cítrico

Causado por la bacteria Xanthomonas citri, el cancro cítrico afecta principalmente las hojas, frutos y ramas jóvenes, produciendo lesiones elevadas y ásperas. La enfermedad puede reducir significativamente la calidad del fruto, afectando su valor comercial. La estrategia de manejo incluye el uso de variedades resistentes, la eliminación de partes afectadas y el control químico.

Mancha negra de los cítricos

Provocada por el hongo Phyllosticta citricarpa, esta enfermedad se caracteriza por la aparición de manchas negras en la cáscara del fruto. Aunque no afecta la calidad interna de la naranja, reduce su valor estético, lo que es particularmente problemático para la fruta destinada al mercado fresco. El control se basa en prácticas culturales y el uso de fungicidas.

Tristeza de los cítricos

Es una enfermedad viral que se transmite a través de injertos infectados y por áfidos. Los síntomas incluyen declinación del vigor del árbol, caída prematura de frutos y disminución del rendimiento. La utilización de patrones de cítricos resistentes es la principal medida de control, junto con la eliminación de árboles infectados.

Podredumbre parda o agria

Causada por el hongo Phytophthora spp., esta enfermedad afecta las raíces y la base del tronco, provocando la pudrición del tejido y la muerte del árbol si no se controla. La gestión efectiva incluye asegurar un buen drenaje, evitar el riego excesivo y aplicar fungicidas específicos.

Nota: Dependiendo del país los nombres comunes pueden cambiar.

Todos los contenidos de esta serie:

Cada semana un correo con lo más relevante del agro

Te llegará un correo de confirmación (revisa en spam)