El podcast del agro que debes escuchar para aprender sobre el sector

Fenología de cultivo para fresa

Etapas fenológicas del cultivo de la fresa

Publicado:

| Actualizado:

La fenología de la fresa juega un papel crucial en la agricultura moderna, ya que proporciona información esencial sobre las etapas de crecimiento y desarrollo del cultivo.

Comprender la fenología de la fresa es fundamental para optimizar las prácticas agrícolas, desde la siembra hasta la cosecha. Este conocimiento permite a los agricultores tomar decisiones informadas sobre el manejo del cultivo, incluyendo la aplicación de fertilizantes, el control de plagas y enfermedades, y el riego.

Además, la fenología de la fresa está intrínsecamente relacionada con las condiciones climáticas, lo que la hace un indicador vital para adaptarse a los cambios climáticos y asegurar una producción sostenible y eficiente.

Por lo tanto, un análisis detallado de las etapas de desarrollo de este cultivo no solo beneficia a los productores en términos de rendimiento y calidad, sino que también contribuye a la sostenibilidad ambiental de la agricultura.

Etapas fenológicas de la fresa

Las etapas fenológicas del cultivo de fresa se describen de la siguiente manera:

Desarrollo vegetativo

Esta etapa comienza con la germinación de la semilla o, más comúnmente, con el trasplante de estolones o plantas jóvenes, y puede durar varios meses, dependiendo de las condiciones climáticas y de cultivo.

Durante este tiempo la planta desarrolla su sistema radicular y vegetativo, incluyendo hojas y tallos.

El buen desarrollo de esta fase es crucial para el soporte de las fases reproductivas posteriores. Se enfatiza la importancia del riego adecuado, la nutrición balanceada y el control de malezas y plagas para establecer una planta sana y robusta.

Iniciación floral

La iniciación floral en las fresas ocurre cuando las plantas se exponen a temperaturas bajas durante un período específico, lo que induce la diferenciación de las yemas florales.

Este proceso, conocido como vernalización, generalmente requiere entre 20 y 30 días con temperaturas inferiores a 7°C.

Durante esta etapa no se observan cambios visibles en la planta, pero internamente se están desarrollando las estructuras que darán lugar a las flores.

Desarrollo de la flor

Una vez completada la vernalización, las plantas comienzan a desarrollar flores. Esta etapa puede durar aproximadamente de 20 a 30 días. Se caracteriza por la aparición de botones florales, que inicialmente son pequeños y verdes, pero gradualmente crecen y se tornan blancos.

Este es un período crítico para la polinización y la formación de frutos, y requiere condiciones óptimas de humedad y temperatura.

Floración

La floración en la fresa suele ocurrir entre 20 y 30 días después del inicio del desarrollo floral. Las flores se abren completamente, mostrando sus partes reproductivas.

Es un periodo crucial para la polinización, que puede ser natural o asistida. Las condiciones climáticas ideales incluyen temperaturas moderadas y baja humedad para favorecer la actividad de los polinizadores y evitar enfermedades fúngicas.

Desarrollo del fruto

Tras la polinización y fecundación, comienza el desarrollo del fruto, que puede durar entre 30 y 45 días.

En este período los ovarios de las flores se hinchan y se transforman en lo que conocemos como fresas.

Este proceso incluye cambios significativos en color, desde verde a rojo, y en la composición, como el aumento de azúcares y la disminución de ácidos. El riego y la nutrición son fundamentales para obtener frutos de buena calidad.

Maduración

La maduración es la última fase y puede variar entre 3 y 7 días. Durante esta etapa, las fresas alcanzan su tamaño final, su color rojo característico y desarrollan su sabor y aroma distintivos.

Es un periodo crítico en términos de manejo de cultivo, ya que los frutos son susceptibles a daños mecánicos y enfermedades.

La recolección suele realizarse cuando las fresas alcanzan su madurez óptima, lo cual es crucial para asegurar la calidad del producto.

Escala extendida BBCH para la fresa

La escala extendida BBCH es un sistema de codificación que se utiliza para describir las distintas etapas de desarrollo fenológico de las plantas.

En el caso de la fresa, la escala BBCH se divide en varios estadios principales, cada uno con subestadios específicos. A continuación, se detallan estas etapas:

  • Estadio principal 0 – Brotación/Desarrollo de yemas:
    • 00: Dormancia, con hojas postradas y parcialmente muertas.
    • 03: Inflamación del cogollo principal.
  • Estadio principal 1 – Desarrollo de las hojas:
    • 10: Emergencia de la primera hoja.
    • 11: Primera hoja desplegada.
    • 12: Segunda hoja desplegada.
    • 13-19: Despliegue de hasta 9 o más hojas.
  • Estadio principal 4 – Desarrollo de estolones y plantas jóvenes:
    • 41: Inicio de la formación del estolón.
    • 42-49: Desde la primera planta hija visible hasta varias plantas hijas con raíces listas para plantar.
  • Estadio principal 5 – Emergencia de la inflorescencia:
    • 55: Primeros primordios florales en la base de la roseta.
    • 56-59: Desde la inflorescencia alargándose hasta la mayoría de las flores con pétalos formando una bola hueca.
  • Estadio principal 6 – Floración:
    • 60: Primeras flores abiertas.
    • 61-67: Desde el inicio de la floración hasta flores marchitas con la mayoría de los pétalos caídos.
  • Estadio principal 7 – Desarrollo del fruto:
    • 71: Receptáculo sobresaliendo del verticilo del sépalo.
    • 73: Semillas claramente visibles en el tejido del receptáculo.
  • Estadio principal 8 – Madurez de la fruta:
    • 81: Inicio de la maduración, mayoría de las frutas de color blanco.
    • 85-89: Desde los primeros frutos con color específico de la variedad hasta la segunda cosecha con más frutos coloreados.
  • Estadio principal 9 – Senescencia, comienzo de la latencia:
    • 91: Inicio de la formación de yemas axilares.
    • 92-97: Desde hojas nuevas con una lámina más pequeña y un tallo acortado visible hasta hojas viejas muertas​​​​​​.

La escala BBCH es importante en varias disciplinas científicas como la fisiología de cultivos, la fitopatología, la entomología y el fitomejoramiento, así como en la industria agrícola para la evaluación de riesgos y la aplicación de plaguicidas.

La abreviatura BBCH deriva del alemán “Biologische Bundesanstalt, Bundessortenamt und Chemische Industrie” y representa un marco para desarrollar escalas en cultivos individuales.