Fitosanidad de cultivo para toronja

Principales plagas y enfermedades del cultivo de la toronja

Publicado:

| Actualizado:

La fitosanidad de la toronja es fundamental para asegurar la salud y la productividad de este cítrico. En el cultivo de la toronja, enfrentar las amenazas como plagas, enfermedades y malezas es crucial para mantener no solo la viabilidad de la producción, sino también la calidad del fruto que llega al consumidor final. Las enfermedades fúngicas, como la antracnosis y el moho verde, pueden afectar gravemente la cáscara y la pulpa del fruto, disminuyendo su valor de mercado y su aceptación por parte de los consumidores. Por otro lado, las plagas como el ácaro rojo y la mosca de la fruta no solo reducen el rendimiento del cultivo, sino que también pueden causar daños irreversibles que comprometen la comercialización de la fruta.

El manejo integrado de plagas y enfermedades, un pilar de la fitosanidad de la toronja, utiliza una combinación de prácticas agronómicas, uso de resistencias varietales, control biológico y, cuando es necesario, aplicaciones químicas responsables. Esto no solo ayuda a controlar los problemas fitosanitarios de manera efectiva, sino que también asegura que la producción sea sostenible y amigable con el medioambiente. Además, la aplicación de buenas prácticas agrícolas y el monitoreo constante de las condiciones del cultivo son esenciales para anticipar y mitigar posibles brotes de enfermedades o infestaciones de plagas.

Por tanto, implementar estrategias eficaces de fitosanidad no solo protege la salud de los cultivos de toronja, sino que también maximiza su rendimiento y calidad, asegurando la rentabilidad para los agricultores y la disponibilidad de productos de alta calidad para los consumidores.

Plagas de la toronja

5 de las plagas más importantes del cultivo de la toronja son:

Psílido asiático de los cítricos (Diaphorina citri)

Este insecto es pequeño, pero representa una amenaza enorme para los cítricos. Se alimenta de la savia de brotes tiernos, y mientras se alimenta, puede transmitir bacterias causantes del huanglongbing (HLB), conocido como greening de los cítricos. El HLB degenera los árboles, produciendo frutos deformes y amargos, y finalmente causa la muerte del árbol. El manejo del psílido incluye tratamientos con insecticidas, control biológico mediante enemigos naturales como Tamarixia radiata, y el uso de material de plantación certificado libre de enfermedad.

Mosca de la fruta (varias especies del género Ceratitis y Anastrepha)

Estos insectos son particularmente problemáticos cuando los frutos comienzan a madurar. Las hembras perforan la piel del fruto para depositar sus huevos, y las larvas que emergen se alimentan de su interior, arruinando la pulpa. El control efectivo de la mosca de la fruta incluye el uso de trampas con atrayentes específicos para monitorear y reducir las poblaciones, así como la aplicación de técnicas de manejo cultural y químico para minimizar el impacto en la producción.

Ácaro rojo de los cítricos (Panonychus citri)

Este ácaro afecta principalmente las hojas de los cítricos, causando que se vuelvan de color bronceado y eventualmente caigan prematuramente. La defoliación puede ser severa y afectar el rendimiento del cultivo. El control de los ácaros rojos se realiza a menudo mediante la aplicación de acaricidas y la promoción de ácaros depredadores naturales, como Phytoseiulus persimilis, que pueden ayudar a mantener las poblaciones de ácaros bajo control.

Minador de los cítricos (Phyllocnistis citrella)

Las larvas de este pequeño insecto minan las hojas de los cítricos creando túneles serpenteantes que afectan gravemente la estética y la salud de las hojas. Aunque rara vez es fatal, el daño puede reducir significativamente la capacidad del árbol para fotosintetizar. El manejo del minador incluye la aplicación de insecticidas sistemáticos durante los períodos de actividad del insecto y la promoción de enemigos naturales como avispas parasitoides.

Cochinilla algodonosa (Planococcus citri)

Esta plaga succiona la savia de las plantas y excreta una sustancia pegajosa llamada melaza que atrae el crecimiento de hongos fuliginosos. Esto no solo disminuye la fotosíntesis, sino que también puede afectar la apariencia del fruto, haciéndolo menos atractivo en el mercado. El control de la cochinilla puede incluir tanto tratamientos químicos como el uso de enemigos naturales como la avispa parasitoide Leptomastix dactylopii, que ayuda a mantener bajo control las poblaciones de cochinilla.

Enfermedades de la toronja

5 de las enfermedades más importantes del cultivo de la toronja son:

Huanglongbing (HLB) o greening de los cítricos

Causada por bacterias del género Candidatus Liberibacter, esta enfermedad se transmite a través del psílido asiático de los cítricos. Los síntomas incluyen hojas moteadas con un patrón asimétrico de amarillamiento, frutos deformes y de sabor amargo, y un declive progresivo del vigor del árbol que eventualmente conduce a su muerte. La gestión de HLB se centra en la eliminación y manejo de los árboles infectados y en estrategias para controlar el insecto vector mediante insecticidas y medidas preventivas como redes antiáfidos.

Cancro cítrico (Xanthomonas citri)

Esta enfermedad provoca lesiones elevadas, rugosas y de color marrón oscuro o corchoso en hojas, frutos y ramas. Las lesiones pueden coalescer, causando deformaciones severas y caída prematura de los frutos. El manejo del cancro cítrico implica medidas estrictas de cuarentena, uso de variedades resistentes cuando están disponibles, y la aplicación regular de bactericidas de cobre para proteger nuevas brotaciones y frutos en desarrollo.

Mancha negra de los cítricos (Guignardia citricarpa)

Se manifiesta inicialmente como pequeñas manchas oleosas en la piel de los frutos, que luego se desarrollan en manchas negras hundidas con un halo amarillo. Aunque la enfermedad no afecta la pulpa, reduce significativamente la apariencia exterior del fruto. El control se basa en la aplicación de fungicidas específicos durante la temporada de crecimiento y antes de las lluvias, que es cuando el patógeno se dispersa más fácilmente.

Podredumbre marrón o podredumbre de la raíz (Phytophthora spp.)

Esta enfermedad afecta las raíces y la base del tronco, causando que las partes afectadas se vuelvan marrones y blandas. Puede ser particularmente destructiva en suelos mal drenados o en áreas con riego excesivo. El manejo incluye mejorar el drenaje, utilizar portainjertos resistentes a Phytophthora y aplicar fungicidas fosfito a las raíces para protegerlas de la infección.

Melanosis (Diaporthe citri)

Esta enfermedad se caracteriza por la formación de pústulas marrones ásperas en la superficie de los frutos. No compromete la calidad interna del fruto, pero su aspecto reduce su valor comercial. La prevención de la melanosis se realiza a través de prácticas culturales que reduzcan la humedad sobre la fruta, así como la aplicación de fungicidas a base de cobre inmediatamente después de la cosecha y antes de que los frutos sean almacenados o transportados.

Nota: Dependiendo del país los nombres comunes pueden cambiar.

Lo más relevante del agro en tu correo

Una vez que te suscribas te llegará un correo de confirmación; si no lo ves revisa en la carpeta de spam.