El podcast del agro que debes escuchar para aprender sobre el sector

Portada del artículo sobre importancia del molibdeno

Importancia del molibdeno en las plantas cultivadas

Publicado:

| Actualizado:

El molibdeno, un elemento esencial para el desarrollo adecuado de las plantas, fue descubierto como tal en el año 1939 por el científico danés Carl Mortensen. Sus investigaciones revelaron que este micronutriente juega un papel crucial en la asimilación del nitrógeno y en la activación de diversas enzimas, lo que influye significativamente en el crecimiento y la nutrición de los cultivos agrícolas.

¿Cómo se absorbe el molibdeno en las plantas?

La forma en que las plantas absorben el molibdeno es principalmente a través de sus raíces. El molibdeno se encuentra en el suelo en forma de molibdato, un ion molybdenum-oxígeno. Este ion se disuelve en la humedad del suelo y es absorbido activamente por las células de las raíces de las plantas a través de sistemas de transporte iónico especializados.

Una vez dentro de las células radiculares, el molibdeno es transportado a través del xilema hacia las partes superiores de la planta, donde juega un papel fundamental en la enzima nitrito reductasa. Esta enzima es esencial para la conversión de nitrato a amonio en el proceso de asimilación del nitrógeno, un componente vital en la síntesis de proteínas y metabolismo nitrogenado de la planta. Además, el molibdeno también es requerido en la enzima nitrato reductasa, que cataliza la reducción del nitrato a nitrito, otro paso crítico en la ruta metabólica del nitrógeno.

El proceso de absorción de molibdeno puede verse afectado por varios factores, como el pH del suelo, la presencia de otros iones competitivos y la disponibilidad de oxígeno en las raíces. En suelos ácidos, la disponibilidad de molibdeno para las plantas disminuye, lo que puede llevar a deficiencias en este elemento. Por lo tanto, es esencial mantener condiciones de suelo adecuadas para garantizar una absorción eficiente de molibdeno y, por ende, un crecimiento saludable de los cultivos.

¿Cómo se transporta el molibdeno en las plantas?

Una vez dentro de la planta, el molibdeno se mueve a través del xilema, el tejido vascular encargado del transporte de agua y nutrientes desde las raíces hasta las hojas y otros órganos. Esta movilización ocurre gracias a procesos de difusión y corriente de masa, lo que permite que el molibdeno llegue a las partes superiores de la planta. Una vez distribuido en la planta, el molibdeno cumple un papel fundamental en la activación de enzimas esenciales para el metabolismo del nitrógeno, como la nitrito reductasa y la nitrato reductasa, que están involucradas en la asimilación del nitrato y la reducción del nitrato a nitrito, respectivamente.

El proceso de transporte de molibdeno en las plantas puede verse afectado por diversos factores, como la disponibilidad de molibdato en el suelo, el pH del medio, y la presencia de otros iones que puedan competir por los sistemas de transporte. Es fundamental mantener un equilibrio adecuado de molibdeno en el suelo para evitar deficiencias en las plantas cultivadas y asegurar un crecimiento y desarrollo óptimos de los cultivos.

¿Cuáles son las funciones del molibdeno en las plantas?

El molibdeno es un elemento esencial en el desarrollo de las plantas cultivadas debido a su participación en diversas funciones metabólicas clave. Una de sus funciones principales es su papel en la activación de enzimas que intervienen en el metabolismo del nitrógeno.

Específicamente, el molibdeno es un componente esencial de la enzima nitrito reductasa, que es responsable de convertir los nitratos absorbidos por las raíces en amonio, una forma que la planta puede utilizar para sintetizar aminoácidos y proteínas. Además, el molibdeno también es necesario para la enzima nitrato reductasa, que participa en la reducción del nitrato a nitrito, otro paso crucial en la asimilación del nitrógeno.

Otra función importante del molibdeno en las plantas es su papel en la fijación biológica del nitrógeno. Algunas bacterias presentes en los nódulos de las leguminosas, como los frijoles y las alverjas, tienen la capacidad de capturar nitrógeno atmosférico y convertirlo en una forma utilizable para las plantas. Estas bacterias utilizan una enzima llamada nitrógenoasa, que contiene molibdeno en su centro activo. De esta manera, el molibdeno es esencial para la simbiosis planta-bacteria que permite una fuente adicional de nitrógeno disponible para el crecimiento y desarrollo de las plantas.