Podemos aprender algo importante de estas peras con forma de Buda

peras-buda

A los occidentales las culturas asiáticas siempre nos han parecido extravagantes. No es para menos, y para muestra tenemos unas peras que tienen la forma de Buda, que se venden solamente online. Este tipo de productos siempre han tenido éxito comercial en Asia, donde existe todo un mercado dispuesto a pagar precios altos por ellos. ¿Podemos aprender algo de estas peras?

Cubriendo todos los nichos de mercado

Si algo saben hacer bien los asiáticos es cubrir todos los nichos de mercado. Si existen clientes dispuestos a pagar por excentricidades entonces habrá vendedores dispuestos a ofertarlas. Este caso de las peras con forma de Buda no es el único, aunque si el más reciente. Es importante mencionar que en Asia existe un mercado elitista donde los clientes pagan cifras de dinero impresionantes por frutas perfectas.

Las peras con forma de Buda fueron desarrolladas por el agricultor chino Gao Xianzhang. El desarrollo comenzó en 2009 y requirió de seis años para obtener un producto con calidad comercial. La forma del Buda sonriente se obtiene al hacer crecer a las peras dentro de un molde. La popularidad del producto comenzó cuando se consideró un excelente regalo para el año nuevo lunar.

¿Gran negocio o moda pasajera?

Las peras con forma de Buda han tenido un buen nivel de popularidad en China y otros países asiáticos. Esto hace pensar que estamos ante un gran negocio en potencia. Pero los primeros problemas se han presentado y podrían dejar la idea a nivel de moda pasajera. Según Gao, sus pedidos llegaron a alcanzar la cifra de 80,000 unidades, pero entonces surgieron las primeras críticas.

La cuestión es que donde la mayoría de asiáticos ven una pera con forma de pequeño Buda, que les traerá suerte, los occidentales ven la forma de un niño. Esto cambia por completo el panorama. Incluso después de que el diseño sufriera varias mejoras, hasta hacerlo bastante realista, los consumidores chinos comenzaron a quejarse al sentir que se estaban comiendo algo con forma de niño.

La importancia de conocer los mercados

En Europa y América no somos tan dados a consumir alimentos tan excéntricos. Esta es la razón principal por la cual un producto como las peras con forma de Buda no podría tener éxito en nuestros mercados. Sin embargo, Asia es el continente más poblado del mundo y eso eleva las posibilidades de éxito por allá. Además de que allá si gustan este tipo de productos.

Ahora bien, si hay un nicho de mercado, aunque sea reducido, que consume este producto a un precio elevado (de unos 3 euros por pieza), podría ser un negocio rentable. No sería un negocio global, pero aún así podría ser un gran negocio. Esta es la importancia de conocer los mercados. Porque incluso aunque fuese un producto de bajo precio no creo que se vendiera mucho en mercados occidentales.

Más información:

Acerca del autor

Olmo Axayacatl
Entusiasta de la agricultura con estudios de ingeniería mecánica agrícola y maestría en ciencia en horticultura. Autodidacta en el mundo de los blogs con más de ocho años de experiencia. Blogger de blogagricultura.com. Soy el soporte técnico de smeapmexico.org.

Be the first to comment on "Podemos aprender algo importante de estas peras con forma de Buda"

Deja un comentario, por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.