¿Pueden México dejar de ser un país importador de alimentos?

opinion-agricola

¿Qué crees que le falta a México para dejar de ser un país importador de alimentos? Es una pregunta que se debería formular a todos los estudiantes de escuelas agronómicas. No se trata para nada de una pregunta sencilla. Pero cuando me la planteé por primera vez me puso a pensar mucho y fueron varias las ideas que se me vinieron a la cabeza.

Antes debo aclarar que no puedo responder con precisión a una pregunta semejante. Sobre todo porque hablar de todo un país implica entrar en temas de economía, política, cultura, gobierno, entre muchos otros. Por tanto me limitaré a dar una opinión personal que quizá no a todos satisfaga, pero siempre queda el espacio de comentarios para ampliar la discusión.

Comenzamos con las ideas

Pienso que los programas sociales pueden ser un detonante de la producción de alimentos si se supieran manejar adecuadamente. Con esto quiero decir que como mínimo la capacitación técnica debe venir incluida en el proyecto, al menos por el primer ciclo productivo. Esto implicaría una mejora sustancial que aumentaría la tasa de éxito.

Es aquí cuando pienso que a la vez se podría combatir parte del desempleo que afecta al país. Se podría contratar a parte de los recién egresados de las escuelas agronómicas (Chapingo, Narro, Roque, etc.) durante el año que propongo, para que desempeñen el papel de asesores técnicos encargados de enseñar a los productores.

Esto con el fin de obtener experiencia laboral, que tanto exigen las compañías hoy en día. El objetivo sería que posteriormente encontraran un trabajo en una empresa. O inclusive, se podrían familiarizar con el sector productivo, para después formar asociaciones que brinden asesoría, y por que no, sus propias empresas.

También creo que los apoyos no deben ser a fondo perdido de ningún modo. No estoy diciendo que los productores tengan que reintegrar el monto solicitado después de cierto tiempo. Sino más bien deben entregar resultados. Por ejemplo, que proporcionen fuentes de empleo, no importa si son dos o tres pero que sean estables.

Creo que todos los programas deben exigir un esquema de capitalización y ahorro. Así los productores se verían obligados a ahorrar y reinvertir. No estamos hablando de grandes cantidades de capital, pero aunque sea una suma mínima es un buen inicio. Podría ser un 10% de las ganancias, cuando menos.

Continuando con las ideas

Si algún día queremos hacer avances significativos en cuestión del agro se requiere empezar a invertir mucho más en las universidades agronómicas y los centros de investigación dedicados al campo. Algo que no alcanzo a comprender es si nuestros políticos no tienen la capacidad de entender eso o si no les interesa realmente.

Entiendo que en cierto momento puede salir más barato económicamente hablando que importemos ciertos productos. Pero a la larga nuestra soberanía alimentaria se verá comprometida, y de hecho ya esta sucediendo. Es por ello que invertir en investigaciones enfocadas a mejorar el agro es algo prioritario.

Ahora bien, creo que los programas sociales del gobierno deben tener un poco más de orden y hacerse más específicos. ¿Por qué no puede existir un Programa Nacional de Invernaderos? Por dar un ejemplo, es decir, que se enfoquen en temas concretos: invernaderos, hidroponía, frutales, hortalizas, flores, etc.

Quizá algunos puedan interpretar que así ocurre. Pero en la actualidad los tramites para bajar recursos siguen siendo bastante engorrosos y tanta burocracia hace lento el proceso. Además las distintas secretarías de estado manejan distintos programas con objetivos semejantes, lo que alienta más la confusión.

Fomentar la creación de exposiciones agrícolas también fortalece el mercado agropecuario. Se trata de eventos que son excelentes para mostrar productos y cerrar negocios. Si bien actualmente se tiene la Expo Irapuato y la Expo Sinaloa, la creación de espacios más regionales es algo cada vez más necesario.

Hasta aquí las ideas que tengo en este momento. Como puedes darte cuenta, se trata más de una lluvia de ideas que de una exposición ordenada de argumentos. Sin embargo, en próximas entradas iré detallando cada una de las ideas aquí presentadas, ahora si de forma más organizada.

Be the first to comment on "¿Pueden México dejar de ser un país importador de alimentos?"

Deja un comentario, por favor.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.