El invernadero flotante que podría ganar espacio cultivable al agua

invernadero-flotante

Los invernaderos son una tecnología muy versátil por donde se le mire. Hay desde diversos tipos de diseño hasta múltiples niveles de complejidad. Solo basta ponerle un poco de creatividad al asunto e incluso es posible tener invernaderos flotantes completamente funcionales. Prueba de esto es el Jellyfish Barge, un invernadero flotante de origen italiano.

Conquistando el agua

Uno de los mayores retos de la agricultura de las próximas décadas es sin duda la falta de terrenos cultivables. Por ello esta idea podría tener futuro. Con el Jellyfish Barge se podrían producir alimentos aprovechando lagos, ríos y otros cuerpos de agua. Este proyecto es obra de PNAT, un colectivo que agrupa diseñadores y biólogos.

Son varios los aspectos que hacen realmente interesante el invernadero flotante Jellyfish Barge. El primero es que no habría que preocuparse por tener agua potable. El diseño cuenta con un sistema de desalinización. Gracias a 7 celdas solares se evapora agua obteniendo hasta 150 litros de agua potable por día. Es decir, los invernaderos podrían ser ubicados en las costas marinas.

Otra característica importante es que el diseño busca propiciar el uso de materiales de bajo coste, incluso reciclados. De esta manerase minimizaría su costo, y por tanto el costo de producir alimentos. Es importante comentar que la producción se realiza con sistemas hidropónicos. Se menciona que es posible cultivar hasta 1,200 plantas por mes, usando eficientemente agua y fertilizantes.

La idea es prometedora

De momento se han realizado algunas pruebas en exposiciones europeas, cultivando lechugas y radicchios con bastante éxito. Además de estos cultivos también podrían cultivarse otras plantas de porte pequeño. Aunque solamente serían hortalizas, pues los cereales como maíz, trigo, soya y sorgo no serían viables económicamente y en cantidad.

Sin duda la idea me gusta y ojalá pronto se realicen pruebas a mayor escala, para así determinar realmente los alcances de dicho proyecto. Quizá este proyecto no sea la solución definitiva a la falta de tierras cultivables, pero sin duda es una opción excelente que junto con otras opciones más podría representar una gran diferencia.

Claro está que se aclaren más cosas. Lo primero que determinará el nivel de éxito de esta idea es lo económico. Si el precio es adecuado podría tener bastante futuro. Otra cuestión es la vida útil, que por los materiales reciclados podría no ser tan extensa. Aunque con los cuidados necesarios pienso que debería ser de mínimo 5 años.

Más información:

Be the first to comment on "El invernadero flotante que podría ganar espacio cultivable al agua"

Leave a comment

Your email address will not be published.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.