Con plantas de espinaca y nanotecnología es posible detectar explosivos

plantas-espinaca

Un equipo de investigadores de Instituto Tecnológico de Massachussets ha encontrado la manera de utilizar plantas de espinaca como detectores de explosivos. Pero esto podría ir más allá, pues podrían usarse las plantas a manera de sensores de diversos elementos y sustancias. Se trata de un nuevo campo de la ciencia denominado plantas nanobiónicas.

La nanotecnología llega a las plantas

Con ayuda de la nanotecnología ha comenzado a ser posible dar a las plantas funciones no nativas. Se trata de plantas nanobiónicas capaces de realizar tareas de muy distintos tipos. En el caso de la investigación realizada se ha dotado a plantas de espinaca de la capacidad de detectar ciertos compuestos químicos conocidos como nitroaromáticos.

Los nitroaromáticos son compuestos comúnmente usados para la fabricación de explosivos. Y cuando las plantas de espinaca de la investigación los detectan comienza a emitir una señal fluorescente. La fluorescencia no se puede percibir a simple vista, pero si con ayuda de una cámara infrarroja, la cual conectada a una Raspberry Pi puede emitir una alerta.

Las plantas son excelentes sensores

De manera general todas las plantas podrían servir muy bien como sensores químicos. Se trata de organismos ideales para monitorear el ambiente por su gran nivel de sensibilidad. Aunque a simple vista no sea fácil verlo, cualquier variación de la composición del suelo, agua o aire, produce determinadas reacciones por parte de las plantas.

El equipo trabajó en 2014 con Arabidopsis thaliana, una planta muy usada para investigaciones. Pero para mostrar la versatilidad de la investigación decidieron pasarse a plantas de espinaca. Y fue gracias a la nanotecnología, y mediante una técnica denominada infusión vasucular, que el envés de las hojas pudo ser incrustado con nanotubos de carbono para detectar nitroaromáticos.

Perspectivas futuras

De momento las plantas tardan alrededor de 10 minutos en mostrar la presencia de un compuesto nitroaromático. Además la cámara infrarroja solo puede estar a una distancia máxima de 1 metro para detectar la fluorescencia. En ambas cosas los investigadores siguen trabajando para mejorarlas.

Ahora bien, conforme la nanotecnología siga avanzando será posible sintetizar nanoparticulas capaces de detectar diversas sustancias. Posibles aplicaciones pueden ser que las propias plantas indiquen presencia de metales pesado en los suelos, o un exceso de algún elemento que les pueda ser perjudicial. De hecho esta podría ser una tecnología imprescindible para realizar agricultura de precisión.

Más información:

Be the first to comment on "Con plantas de espinaca y nanotecnología es posible detectar explosivos"

Leave a comment

Your email address will not be published.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.