Te podría interesar

En 2050 solo el 30 por ciento de la población vivirá en el campo

opinion-agricola

Las estimaciones para 2050 indican que el 70 por ciento de la población mundial vivirá en ciudades mientras que el 30 por ciento restante vivirá en el campo. Estos datos son los que maneja la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). ¿Será posible que la minoría produzca los productos agrícolas necesarios para todos?

La tecnología será clave

Será complicado que la población que quede en el campo para 2050 produzca los suficientes alimentos para todos. Al menos el panorama no es alentador visto desde ahora. Pero si la tecnología llega en algún momento a dominar en la agricultura tendremos esperanza de que el gran reto del siglo se cumpla. Además tenemos que echar mano de todos los tipos de agricultura existentes.

Cada día existe más tecnología aplicada a la producción de alimentos. Aún así considero que el campo no podrá sostener la demanda de la ciudad dentro de algunas décadas. Es por ello que será necesario implementar otros métodos de producción. Aquí es donde radica la importancia de sistemas productivos tales como la agricultura urbana y la agricultura vertical.

Las otras agriculturas

Es verdad que los huertos urbanos llevan años estando presentes en las ciudades. Pero me atrevo a decir que este sistema de producción está más bien en sus inicios. Sin embargo, sus perspectivas futuras parecen muy prometedoras. Todas las grandes ciudades disponen de muchísimos espacios que podrían ser utilizados para la agricultura urbana. Solo hace falta que se tomen con tal fin.

Ahora bien, un solo sistema de producción no será suficiente para producir los alimentos que el mundo requerirá en 2050. También habrá que echar mano de huertas verticales. Aquí la eficiencia de espacio es interesante. E incluso huertas flotantes ubicadas en las zonas costeras podrían ser parte de la solución. Eso sí, sea como sea, en las próximas décadas se darán cambios significativos en la producción de alimentos.